Nacionales

[Nacionales][bleft]

Internacionales

[Internacionales][bsummary]

Sucesos

[Sucesos][twocolumns]

Economía

[Economía][twocolumns]

Opinión

[Opinión][bleft]

Karma: Asesinó a su ex y a la hija de ella; al huir murió electrocutado

crimen

Red de Noticias
El asesino tropezó con una guaya de alta tensión, con la mala suerte de que en ese momento había llegado la electricidad al sector, sometido como el resto del país (menos Caracas, porsupuesto) a un brutal racionamiento desde hace más de 3 meses que lleva el plan de 30 días anunciado por Maduro quien al parecer inventó el mes de más de 90 días.
Ramón Guédez de 39 años, pasó días planificando el crimen que cometería contra la humanidad de su ex mujer y la pequeña hija de esta. Su plan incluía no dejar ninguna huella de su terrible acto para así despistar a las autoridades y hacer que la atrocidad quedara impune, mientras él se dedicaba a vivir la vida como si nada hubiera pasado, siendo feliz para siempre.Pero la vida no siempre es como se planifica y menos cuando se escapa y al mismo tiempo se trata de no dejar rastros incriminatorios, y eso fue lo que precisamente le pasó a Ramón. Un tropiezo lo llevó a hacer contacto con una guaya de alta tensión que en ese momento transportaba el fluido eléctrico pues la luz había llegado unos cinco minutos antes, luego de casi 200 horas sin el servicio, algo normal en todo el territorio nacional, menos en Caracas.

El fuerte corrientazo mató en el acto al hombre y con ello en cierta forma, según los moradores de la zona, la providencia hizo justicia por la muerte de dos personas indefensas.

El crimen
Era el 31 de mayo cuando Ramón Guédez citó a su ex con su pequeña hija al fundo La Pradera en el estado Apure "y una vez en el lugar les efectúa múltiples heridas con un arma blanca y las arrastra a una laguna ubicada en los predios del fundo" declaró en rueda de prensa, el jefe nacional del Cicpc, comisario Douglas Rico respecto al abominable crimen. 

Su exmujer Ana Yocasta Blanco González, de 22 años, estaba decidida a no volver a vivir con él. Puso fin a la relación cansada de los maltratos a los que era sometida por aquel hombre.

Guédez no aceptaba negativas de su ex y por ello la engañó para cometer el  peor de los actos.La citó diciéndole que le daría un dinero para la niña de ella, de 4 años.

Ana Yocasta no atendió las súplicas de su familia y se dirigió, con su hijita, al fundo La Pradera, en Biruaca, Apure. Allí la mujer fue asesinada sin piedad al igual que su hijita.

Los familiares, que estaban al tanto de la ubicación de Ana Yocasta, enfrentaron al victimario y este huyó hacia una zona boscosa, donde falleció al recibir una descarga eléctrica por  tropezar con unas guayas conductoras, dijo el comisario.

No hay comentarios.: