Nacionales

[Nacionales][bleft]

Internacionales

[Internacionales][bsummary]

Sucesos

[Sucesos][twocolumns]

Economía

[Economía][twocolumns]

Opinión

[Opinión][bleft]

Poca asistencia y segregación: lo más resaltante del "Aid Live"

gente en el sol
Los asistentes fueron divididos en dos grupos: los VIP y los NO VIP.

Agencias
El concierto Venezuela Aid Live se desarrolló este viernes 22 de febrero en el Puente internacional Las Tienditas, en la frontera colombiana con Venezuela para apoyar el ingreso de la "ayuda" enviada por EE.UU. a la nación caribeña objeto de un brutal bloqueo financiero. 

Algo más de dos mil personas, aparte del numeroso personal de seguridad encargado de proteger a dirigentes políticos de varios países de América y Europa, se dieron cita en el lugar escogido por EEUU para el "concierto". Al aire libre las personas, la mayoría de la localidad, se agolparon a un cuarto de kilómetro de la tarima donde los artistas efectuaban sus performances. 

"VIP y pal perraje"
"En este lado estamos los que no tenemos nada que ver con los altos funcionarios y el personal encargado de ejecutar el show" dice Humberto Peñaranda, un residente de la localidad quien se sintió atraído a la cita debido a la fama de algunos de los artistas.

vigilancia
Fuerzas de seguridad evitan que los asistentes se acerquen menos de 200 metros a la tarima

"Dicen que el concierto es para recoger 100 millones, pero si los van a recoger con la venta de bebidas y comida creo que no llegarían ni a 100 mil dólares. A menos que alguien con dinero haga una donación de esa cantidad. Lo malo es que acá donde estamos no divisamos a los artistas" expresa por su parte Leudys Hincapié, otra residente colombiana quien dice haber viajado dos horas en bus para ver a los artistas.

"Como en todo, aquí hay dos grupos. El de los invitados VIP y el del perraje" dice entre el chiste y el desengaño Elio Melero, un colombiano con muchos años viviendo en Maracaibo que ahora vive en el Táchira, quien lleva productos venezolanos para el lado colombiano dos veces a la semana y compra con lo que hace en la venta algunas cosas para vender del lado venezolano. 

Por su parte, Eva Linares, una venezolana que viajó para ver a sus artistas favoritos se expresó muy contenta de asistir al evento. "Nadie dijo que no íbamos a pasar solo. Me gusta el concierto y vine acá a apoyar la lucha por la libertad en mi país" expresó mientras tomaba agua.

No hay comentarios.: