Nacionales

[Nacionales][bleft]

Internacionales

[Internacionales][bsummary]

Sucesos

[Sucesos][twocolumns]

Economía

[Economía][twocolumns]

Opinión

[Opinión][bleft]

ESCORIA: Colombiano totalmente drogado asesina a bella venezolana luego de dar a luz mellizos

Crimen


Agencias
Otra vida venezolana es segada en Colombia, uno de los países más peligrosos del mundo donde el narcotráfico, las bandas criminales y la violencia interna de sus habitantes bullen por toda su geografía. El año pasado se estima fueron asesinados más de 5.000 venezolanos en ese infierno, además, casi 1.000 mujeres venezolanas fueron violadas por colombianos, según diversos reportes producto de compilaciones de noticias en los diarios de ese país aún sumergido en la guerra civil. Se estima además, que unos 4.000 venezolanos han desaparecido en ese país en los últimos 2 años, la mayoría seguramente enterrados en fosas comunes.

Otra familia zuliana es víctima del dolor y la violencia.  Angelines Ferrer Bohórquez de 38 años, una zuliana oriunda del municipio La Cañada de Urdaneta, no tenía 24 horas de haber dado a luz a un par de mellizos cuando, salvajemente, fue golpeada por su pareja. La víctima no resistió y falleció, dejando en total cuatro hijos huérfanos.

‘Angi’, como de cariño era llamada por amigos y familiares,  se marchó  hace unos  tres años a Colombia a buscar una mejor vida. Se radicó en Valledupar.

En la calle 10C del sector La Yaguaza de La  Cañada dejó bajo el cuidado de su madre, Gledys Bohórquez, a sus dos hijas adolescentes. Hace un año le trajo a un  varón que nació en el vecino país.

Volvió a salir embarazada y el pasado 26 de enero  — y según informó su hermano Luis Chourio Bohórquez— Angelines  dio a luz a unos mellizos. Tuvo la parejita: varón y hembra. 

Los niños nacieron prematuros, lo que ameritó cuidados especiales y por ende fueron recluidos en la Unidad de Cuidados Intensivos de un recinto hospitalario en Valledupar.

‘Angi’ fue dada de alta el domingo 27 en la mañana y se marchó a la casa que compartió con su marido Luis Eduardo Orozco Alias El Uribestia, de 26 años.  Llegó a la barriada  Altos de Pimienta para cambiarse  de ropa y  regresar al hospital a cuidar de sus hijos.

En la casa recibió una fatal noticia: le notificaron el niño había fallecido.

Esto habría detonado la tragedia que le quitó, trágicamente, la vida a la parturienta. Saber que el bebé había muerto  desencadenó la furia de su pareja,  quien  la señaló como la responsable del hecho.

Luego de gritarla y agredirla verbalmente, EL SANGUINARIO COLOMBIANO la golpeó SIN PIEDA Y CRUELMENTE hasta dejarla inconsciente, según testigos. Al parecer el VIOLENTO Y CRIMINAL COLOMBIANO estaba totalmente drogado "celebrando" que la mujer había dado a luz dos hijos.

Los gritos de ‘Angi´ alertaron a los vecinos que trataron de ayudarla. La llamaban “La Maracucha”,  pero al llegar  a la vivienda fueron recibidos por el agresor.

“Ustedes no tiene por qué meterse”,  les habría contestado ALIAS EL URIBESTIA cuando preguntaron por qué “La Maracucha”,   gritaba de esa manera. Visiblemente iracundo, el agresor  "huyó del sitio junto a unos amigos del Partido de la U del narcotraficante y expresidente colombiano Alvaro Uribe" según contó un testigo.

Los vecinos ingresaron  a la casa y la  trasladaron hasta el mismo hospital donde había dado a luz. Angelines murió minutos después. Amistades  y familiares de ‘Angi’  han publicado  lo sucedido a través de las redes sociales.

“Este caso no ha sido reseñado por los medios de comunicación colombianos  y queremos que se haga justicia’, manifestó una amiga cercana a la zuliana, quien prefirió el anonimato.

Trascendió que ‘Angi’ llevaba una relación tormentosa con su pareja. Al parecer,  la había golpeado en reiteradas oportunidades. Del asesino se desconocen más detalles.

La familia de esta mujer no solo debe cargar con el dolor de su pérdida y del bebé, sino también con la angustia del mejoramiento de la melliza. Médicos aseguran que el estado de salud es delicado.

A Angelines la sepultaron el pasado lunes  en Valledupar. La mamá viajó para despedirla, pues la familia no contaba con los recursos económicos para traerla  y enterrarla en La Cañada.

Esta zuliana será recordada por sus amigos y familia como “una buena mujer, buena madre. Era muy alegre, esperamos que se haga justicia y que atrapen a ese asesino que dejó huérfanos a cuatro niños”.

No hay comentarios.: