Internacionales

[Internacionales][bsummary]

Sucesos

[Sucesos][bsummary]

Opinión

[Opinión][bleft]

Economía

[Economia][twocolumns]

Viral

[Viral][bsummary]

Zulianos piden EXTERMINAR a los delincuentes (+Nada de presos, solo PLOMO PAREJO contra las escorias)

escorias
Foto referencial

Ante la arremetida del
hampa dolarizada los zulianos exigen a lo que queda de honesto en los cuerpos de seguridad, exterminar a los delincuentes que roban, atracan y matan. Lo último de moda entre las escorias sociales es robar los carros a los ciudadanos y pedirles rescate en dólares. Los delincuentes al no conseguir el pago en dólares llevan los autos a la capital mundial del crimen, Colombia, y allí los venden a las mafias que cubren toda la geografía de esa nación primera productora y exportadora mundial de cocaína.

La delincuencia en Zulia no disminuye. Pese a que autoridades  han dicho que  la ciudad  se encuentra en la posición número 16 de las urbes con más casos de robo y hurto a escala nacional, el delito  sigue incrementándose. Los vehículos son ‘el producto’ más llamativo para los ladrones.

Además del robo de autos, el de casas y atracos en las calles por motorizados mantienen en zozobra a la comunidad.

“No es solamente el robo de vehículo, también es robo a personas en vía pública. Ahora bien, en el caso de los autos, antes de nuestra llegada estábamos ubicados en la posición tres, siendo una de las ciudades con mayores casos pero ya hemos descendido”, dijo el secretario municipal marabino de Seguridad, César Garrido.

De las tres parroquias —Olegario Villalobos, Juana de Ávila y Santa Lucía— que abarcan los 15 cuadrantes de Polimaracaibo, Olegario es la más afectada.

Cada banda tiene su especificación al momento de actuar. Unas se dedican a hurtar baterías; otras se llevan los emblemas y los nombres de los vehículos, los retrovisores, los cauchos y una que otra pieza. Otras simplemente se adueñan del carro, piden extorsión o lo llevan a la frontera.

“Aunque de noche es más fácil atacar a las víctimas no siempre hay hora determinada para un robo de auto, actualmente puede ser  en la mañana,  o mientras estás almorzando” acotó un oficial. 

Alrededor de 15 denuncias recibe al día el Eje de Vehículos del Cicpc Maracaibo por robo de automóviles. 

Un funcionario, de manera extraoficial, indicó que el modus operandi de los delincuentes  varía a la hora de elegir a sus víctimas “no siempre se concentran en los dueños, generalmente es el modelo de automóvil, actualmente las camionetas  son las más demandadas”.

Agregó que los hampones siempre atacan llegando en un  auto “mientras uno maneja, entre tres y cuatro someten a las víctimas,  y dos ladrones suben al auto robado, luego manejan hacia pueblos aledaños con la frontera”.

 “Tres horas me tuvieron los ladrones dando vueltas en Maracaibo, yo estaba en un local de comida rápida a las 8:00 pm en Maracaibo, cuando fui  a subirme a mi camioneta Silverado, me sometieron, y luego me dejaron en un barrio por Los Bucares, allí los dueños de la casa donde me dejaron me ayudaron a contactar a mis familiares”, dijo una víctima de robo que prefirió el anonimato. Luego de 24 horas los hampones le pidieron rescate por la camioneta. “Me pidieron 10 mil dólares”, sentenció el hombre incrédulo.  

El oficial agregó que el objetivo de las bandas de robacarros es “llevarlos a Colombia y venderlos por piezas, en algunos casos piden rescate en moneda internacional”.

El robo de viviendas también se ha incrementado. En la urbanización Las Lomas, una familia fue sometida por una banda delictiva. “Llegaron mientras dormíamos nos sometieron a todos y en un camión nos mudaron la casa”, contó la mujer, que dijo vivir la noche más terrible de su vida. 

La división de robo y hurto del Cicpc atiende cada una de las denuncias, en el 10% de los casos logran recuperar lo robado. “No siempre se logra dar con los delincuentes. 

Se trata de bandas organizadas que operan en diferentes sectores. La mayoría de las veces cuando roban objetos de una casa los venden en el centro o en las pulgas el mismo día del atraco ”, dijo un funcionario.

“El robo de pertenencias a los transeúntes de las calles es a veces es el más difícil de controlar, los hampones llegan en moto y arrebatan las carteras, en algunos casos las personas ni se dan cuenta”, acotó un oficial.

 “Uno no puede tener un teléfono inteligente ni ningún objeto de valor. Los ladrones te persiguen, caminar por las calles no es seguro”, aseguró una víctima que fue atracada cuando caminaba por La Curva de Molina. 

 Los policías agregaron que se encuentran patrullando constantemente todos los cuadrantes para poder reducir los delitos de robo.

Ante la arremetida de las bandas de escorias sociales la ciudadanía pide su exterminio por vía armada. "Los policías y los guardias saben quiénes son los ladrones y dónde están,  es más algunos hampones se dan bomba diciendo que le pagan a la ptj para que no les haga nada, o a la guardia o a la policía, hay que acabarlos a plomo parejo, nada de ponerlos presos unos días ni meterlos en el retén para que extorsionen desde allí, hay que fumigarlos" declara Iraida Balaan, moradora de Cujicito. 

Para Esteban Alcaz, residente de San Francisco, el problema es "la conchupancia que hay entre los delincuentes y los organismos que deberían combatirlos, es evidente que esta plaga se acaba echándoles plagatox, los delincuentes no son gente, son bestias y deben ser exterminados como tales".

No hay comentarios.: