Internacionales

[Internacionales][bsummary]

Sucesos

[Sucesos][bsummary]

Opinión

[Opinión][bleft]

Economía

[Economia][twocolumns]

Viral

[Viral][bsummary]

VIOLENCIA CONTRA VENEZOLANOS: Agreden a venezolanos en Brasil (+Igual que en Colombia, Perú, Ecuador y Panamá)

Daños ocasionados por un ataque contra un campamento improvisado de venezolanos en Pacaraima, este sábado
Daños ocasionados por un ataque contra un campamento improvisado de venezolanos en Pacaraima, este sábado.

Reuters
La ciudad norteña de Pacaraima, fronteriza con Venezuela, vivía horas de violencia y máxima tensión luego de varios ataques de residentes locales contra los campamentos de inmigrantes venezolanos, informó una organización internacional de ayuda. Los ataques recuerdan a otros efectuados en Colombia, Perú, Ecuador y Panamá contra ciudadanos venezolanos. Colombia, Perú y México son los países donde han asesinado a más venezolanos en los últimos dos años, a ellos se suman ahora brasil y Ecuador, donde la persecusión, asesinato y violación de venezolanos ha ido en aumento.

Según la Fuerza de Tarea Humanitaria de la ONU, con presencia en el lugar, los ataques se desencadenaron luego de que un comerciante local fuera asaltado anoche, presuntamente por venezolanos que viven en la ciudad.

El hecho generó indignación en algunos vecinos de Pacaraima, quienes esta mañana iniciaron una manifestación que derivó en acciones violentas contra grupos de venezolanos asentados en la ciudad. Hubo pedradas, quema de cauchos y destrozos en varios de los asentamientos donde los inmigrantes guardan sus pocas pertenencias.

Roraima se encuentra en una situación crítica. Debido al aumento de la inmigración, los servicios de salud, vivienda y educación están colapsados. Por ser el estado fronterizo con Venezuela, se ha convertido en el principal centro de acogida de los cientos de venezolanos que huyen de la crisis de su país.

“La situación es desesperante. El mundo tiene que ver lo que está pasando acá, nadie sabe ya qué hacer”, dice a AP Milene de Souza, de 44 años, quien trabaja como voluntaria en una iglesia evangélica que asiste a venezolanos en Boa Vista, Roraima.

De Souza dice que todos los días ayuda a ingenieros, médicos, abogados y otros profesionales venezolanos que duermen en la calle con el diploma guardado en la almohada. “Ni abrigo, refugio ni comida. Necesitamos contrataciones, trabajo para la gente”, expresa.

Más de 50.000 venezolanos ya han cruzado la frontera y están en albergues o durmiendo a la intemperie, en carpas o casillas improvisadas.

En abril pasado, la gobernadora de Roraima, Sueli Campos, pidió a la justicia el cierre de la frontera y a principios de este mes un juez ordenó el cierre temporario. Sin embargo, el Supremo Tribunal Federal ya ha rechazado la propuesta e indicó que cualquier medida en ese sentido iría en contra de los compromisos internacionales asumidos por Brasil.

No hay comentarios.: