Internacionales

[Internacionales][bsummary]

Sucesos

[Sucesos][bsummary]

Opinión

[Opinión][bleft]

Economía

[Economia][twocolumns]

Viral

[Viral][bsummary]

Maduro y su equipo no tienen ni idea de cómo hacer para resolver la crisis

el grito

El Zuliano
Mientras la crisis arrecia y los venezolanos que resistían ya están también sumándose a la ola migratoria o están haciendo planes para irse, el gobierno de Maduro luce confundido como machorro golpeado en la cabeza, aturdido, sin ideas, incluso sin malas ideas...La prueba de ello es la repetición de los mismos errores que han llevado a esta situación y que han sido muy bien aprovechados por EEUU, cuyo régimen ha cortado las posibilidades comerciales del país con sus inhumanas sanciones,  afectando al pueblo venezolano.

Aunque la retórica opositora lo niegue, lo cierto es que las crueles sanciones de EEUU contra Venezuela están diseñadas para causar dolor entre la gente de nuestro pueblo. Esas medidas impiden que nuestro país compre o venda con libertad en el mercado internacional, son unilaterales y lesivas de cuanta ley internacional exista. 

Eso es verdad, como también lo es que fue el gobierno de Maduro quien sirvió en bandeja de plata la posibilidad del pernicioso efecto de esas inhumanas agresiones económicas. Primero, los gobiernos de Chávez y Maduro endeudaron al país en su mejor época económica, regalaron 250 mil millones de dólares a los parásitos llamados "raspacupos", compraron con dólares de nosotros los venezolanos carros y tractores y los regalaron a los vivos de siempre, quienes les dieron otro uso o los vendieron e incluso los sacaron del país. También financiaron las empresas de maletín de miles de "empresarios" del fraude y el robo, entregándoles más de 300 mil millones, según una ex ministra destituida por Maduro sólo por decir la verdad. En cierta forma, Maduro puso el enfermo y EEUU, a petición de los miserables que dirigen la oposición, trajo la viruela para matarlo. 

A todas estas, y ante la perspectiva de superar el horrendo número de 1  millón por ciento de inflación este año, el gobierno luce desconcertado, esperando como ha hecho por seis años un milagro que sabemos que no ocurrirá. Nuestros "aliados" se cubren las espaldas y negocian nuestra suerte tras bastidores. China no ayuda, Rusia un poquito. Con aliados así es preferible tener a los gringos de amigos, pues ellos si ayudan a los gobiernos con los que tienen buenas relaciones. La relación de China con Venezuela es puro y cruel interés. Nada más.

En lugar de tomar medidas drásticas, pero necesarias como el aumento de los combustibles a precio internacional, el gobierno prefiere seguirle regalando la gasolina a los bachaquerospara que se la llevan a Colombia o Brasil, alimentando así la maquinaria de la corrupción militar que ha hecho su agosto dejando pasar todo lo que se puedan llevar para Colombia. Es la verdad. 

Mientras la gente no solo lucha para que le rinda el miserable sueldo que gana, el efectivo brilla por su ausencia y el internet es más el tiempo que no sirve, dejando a la gente al borde de la inanición, dado que ni siquiera nos es permitido gastar en medio cartón de huevos el astronómico sueldo mínimo con el que seguramente Maduro y la familia de CIlia Flores vivirán, según sus adláteres, cómodamente. 

Para  los venezolanos comunes como nosotros, sin poder económico ni político, transportarse es un drama y lo más lujoso es una "perrera".  Mientras los sobrinos, primos, primos segundos, terceros y cuartos de la primera combatiente ocupan cargos y tienen acceso a bienes, el resto de los mortales debe dejar su carro al sol por falta de cauchos, de aceite, de repuestos...y la "perrera" el remanso de paz de no irse o venirse a pie. Ello porque no hay gobierno, lo que existe es un chiste malo, pantomima de gobierno, sin ideas, anquilosado y dañino para el futuro de nuestra Patria. 

En esta hora de definiciones nostros en este diario digital no podemos sino estar del lado de la gente. Así como repudiamos a las guarimbas y su estela de muerte, asi mismo repudiamos esta anomalía histórica heha evidente en los últimos años. Venezuela necesita paz, sin venganzas, sin retaliaciones, para que haya la posibilidad de salir del abismo. Es lo necesario, lo justo, como también lo es que este gobierno no está en capacidad de garantizarlo. Si este año la inflación será de 1 millon por ciento, ¿el próximo año qué quedará en pie en este pais? Si nuestra juventud se va a soportar ofensas o ser asesinada o violada en Colombia, México o Perú ¿quienes trabajarán para mantener con vida a los millones de viejitos de esta Patria?

Presidente, es hora de hacer algo por la gente que se nos muere de mengua. Si no sabe, hágase a un lado, pero ya basta de sufrimiento para la gente. Otro seguro lo hará mejor. 

No hay comentarios.: