Internacionales

[Internacionales][bsummary]

Sucesos

[Sucesos][bsummary]

Opinión

[Opinión][bleft]

Economía

[Economia][twocolumns]

Viral

[Viral][bsummary]

¡ANIMAL!: canciller británico mete la pata en China al decir que su esposa china es japonesa (VIDEO)

El canciller británico, Jeremy Hunt, en una conferencia de prensa en Pekín, China, el 30 de julio de 2018.
El canciller británico, Jeremy Hunt, en una conferencia de prensa en Pekín, China, el 30 de julio de 2018.
Agencias
Definitivamente, lo que distingue hoy día al servicio exterior británico no es la inteligencia. Hace unas horas el ministro de exteriores de ese país ha hecho las delicias de las burlas globales con su comentario sobre su "esposa china japonesa".

El nuevo ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, cometió un "terrible error" cuando dijo que su esposa china es japonesa, en el primer día de su visita a Pekín, diseñada a impulsar el comercio con China, informa Sky News.

Intercambiando amabilidades antes del comienzo de las negociaciones, Hunt quiso indicar a su homólogo chino, Wang Yi, sus lazos familiares con el país asiático.

"Mi esposa es japonesa... mi esposa es china. Es un error terrible", dijo corrigiéndose inmediatamente después del gazapo.

Tras producirse unas risas, el ministro británico añadió: "Mi esposa es china y mis hijos son medio chinos, así que tenemos abuelos chinos que viven en Xian, así como unas fuertes conexiones familiares en China".

China y Japón han mantenido unas relaciones complicadas durante al menos 1.500 años, que fueron particularmente tensas desde la invasión japonesa de China antes y durante la Segunda Guerra Mundial. En ese periodo los militares japoneses cometieron numerosos crímenes de guerra.

En tan solo la masacre de Nankín, entre diciembre de 1937 y febrero de 1938, murieron entre 40.000 y medio millón civiles y prisioneros de guerra chinos.

Hunt reemplazó a Boris Johnson, que renunció a su cargo este mes por oponerse al plan de la salida del Reino Unido de la Unión Europea propuesto por la primera ministra Theresa May.

Hunt continúa la tendencia a los desaciertos y declaraciones polémicas que marcó la etapa de su predecesor. Por ejemplo, Johnson comparó con un cabezazo el saludo tradicional de los maoríes  y enfadó a los sijes indios diciendo que un acuerdo con la India impulsaría las ventas de whisky.

No hay comentarios.: