Internacionales

[Internacionales][bsummary]

Sucesos

[Sucesos][bsummary]

Opinión

[Opinión][bleft]

Economía

[Economia][twocolumns]

Viral

[Viral][bsummary]

Delincuentes continúan sus negocios en Las Pulgas luego del operativo

Las Pulgas

Un dejo de inquietud y desconfianza en los vendedores ha dejado los recientes operativos policiales en el comercio negro del mercado Las Pulgas de Maracaibo. La medicina, la leche y el efectivo ya no se encuentra a la vista simple de todos. No obstante, se continúan vendiendo desde la clandestinidad.

“Si quiere comprar Alprazolam (ansiolítico de venta controlada) debe preguntar con cuidado porque ya las medicinas no las están mostrando en los estantes debido a que la Policía anda preguntado de civil y han hecho operativos en las horas no laborables. Los vendedores tienen miedo de que los metan presos como ya le ha pasado a algunos”, dijo un joven vendedor de hilos a los reporteros de Noticia al Día.

La misma situación se presenta con la leche y la venta de efectivo. Ya no es un acto público y notorio, se convirtió en una especie de secreto a voces, en donde nada se ve, pero todo se continúa haciendo.

“¡Las Pulgas amanecieron tomadas otra vez!” La noticia rueda en las redes. Dos operativos de seguridad, en horas en que el comercio permanece cerrado, se han realizado en lo que va de año. Las autoridades gubernamentales informaron este jueves que fueron decomisados unos 150 millones de bolívares en efectivo, medicamentos, dos vehículos y hay 19 personas detenidas.

      “¡Las Pulgas amanecieron tomadas otra vez!” La noticia rueda en las redes

No obstante, los alimentos regulados se siguen vendiendo en el famoso y popular mercado marabino. Con toda libertad y a plena del día, se exponen en estantes paquetes de harina de maíz con precio marcado de marcado de 18.758 bolívares, pero con una cartel grande al lado donde se lee “Bs. 75 mil. Solo efectivo”.

Los comerciantes que trabajan con operativos electrónicos son pocos en el mercado. El efectivo es lo que se maneja en un 95% de los negocios, algunos de los cuáles compran dólares y pesos y pagan con billetes.

Los productos que escasean en los estantes abundan en Las Pulgas. Las medicinas también. Los pocos locales que tienen punto de venta lo ofrecen a los comprados al 150%. Es decir, que si va a adquirir un producto  valorado en 100 mil bolívares y no los lleva en efectivo, de pagar Bs. 150 mil con tarjeta electrónica.

“Yo no vengo a Las Pulgas si no es con efectivo, porque la idea es conseguir las cosas más económicas, no pagar el triple por todo. Lo bueno es que se consigue lo que usted quiera, lo malo es que todo es una anarquía, una mafia, una trampa, un peligro”, señaló la marabina Reina Ordoñez.

La intervención del mercado por parte de las fuerzas de seguridad tiene dos puntos de vista. Algunos lo ven como una salida a la especulación y al desvío de los productos regulados, mientras otros la califican como “una pantalla”. Los efectivos han llegado y se han ido de noche y de madrugada. Cuando se abren Las Pulgas los compradores se encuentran con el mismo escenario: las rubros aumentan sin control día a día.

El humor de los vendedores pasa de dicharachero a alterado. Entrar como periodistas no es fácil. La información solo se consigue si el entrevistado asume que eres un comprador. De lo contrario, la vida de un reportero corre peligro en un mercado donde la ley es impuesta por el comercio ilícito.

Los compradores sí están dispuestos a hablar con más libertad: “Mi esposa murió hace 8 meses por falta de medicinas. Ya no me importan ni los operativos, ni en cuánto se consiguen aquí en Las Pulgas. Nadie tiene para pagar hasta dos millones de bolívares por un medicamento. Y si los operativos funcionan ¿dónde está lo que decomisan? Puede ser un mal peor que los productos no se encuentren en los comercios establecidos y tampoco en Las Pulgas. Todo sigue igual, lo único es que algunos productos ahora lo venden a escondidas”, reflexionó Maguiber Leal.

No hay comentarios.: