Diario

Diario
El Zuliano
EPE
Aprobada la Ley contra el odio, son muchas las interrogantes que afloran de parte de muchos afectados por el acoso al que se ven sometidos inclusive en organismos públicos como PDVSA, CORPOELEC y otros, sólo por ser o parecer chavistas. En la jugada de acoso se inscriben algunos gerentes y líderes que odian a la revolución, quienes acosan, amenazan e incluso agreden verbalmente a trabajadores que parezcan o sean chavistas. No faltan calificativos degradantes como resentido social, chavista de mierda y otros, proferidos por "líderes" que se autodenominan oligarcas y que odian a indígenas, negros y personas de procedencia humilde o a quienes han defendido la Revolución en esos espacios. Es hora de hacer limpieza.

Hoy 8/11 la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó la “Ley contra el odio, por la convivencia pacífica y la tolerancia”, que castigará con penas de hasta 20 años de cárcel a quienes sean hallados culpables de promover “delitos de odio“.

“Quien públicamente (…) incite al odio, la discriminación o la violencia contra una persona o conjunto de personas en razón de su pertenencia real o presunta a determinado grupo social, étnico, religioso, político (…) será sancionado con prisión de 10 a 20 años”, establece el artículo 20 de la citada ley.

Asimismo, creó penas dirigidas a los medios de comunicación: será sancionado el prestador de servicio de radio o televisión que difunda mensajes que “constituyan propaganda a favor de la guerra o apología del odio nacional, racial, religioso, político o de cualquier otra naturaleza”.
Se establecen  multas para las personas jurídicas responsables de redes sociales y medios electrónicos que no retiren en un plazo de seis horas mensajes de “odio”. Habrá sanciones de hasta 4% de sus ingresos fiscales brutos a aquellos dueños de medios que se nieguen a publicar contenidos de promoción de la “tolerancia”.

La mesa está servida para recuperar por la vía del imperio de la ley la convivencia que el odio opositor ha fracturado en algunos espacios. La ley contra el odio es el antídoto que terminará de derrotar a los asesinos de venezolanos que se escudan en su condición de políticos para asesinar con impunidad amparados por poderes interesados en apoderarse de nuestros recursos naturales.

En empresas del Estado hay gerentes y líderes que incitan el odio contra los trabajadores chavistas

EPE
Aprobada la Ley contra el odio, son muchas las interrogantes que afloran de parte de muchos afectados por el acoso al que se ven sometidos inclusive en organismos públicos como PDVSA, CORPOELEC y otros, sólo por ser o parecer chavistas. En la jugada de acoso se inscriben algunos gerentes y líderes que odian a la revolución, quienes acosan, amenazan e incluso agreden verbalmente a trabajadores que parezcan o sean chavistas. No faltan calificativos degradantes como resentido social, chavista de mierda y otros, proferidos por "líderes" que se autodenominan oligarcas y que odian a indígenas, negros y personas de procedencia humilde o a quienes han defendido la Revolución en esos espacios. Es hora de hacer limpieza.

Hoy 8/11 la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó la “Ley contra el odio, por la convivencia pacífica y la tolerancia”, que castigará con penas de hasta 20 años de cárcel a quienes sean hallados culpables de promover “delitos de odio“.

“Quien públicamente (…) incite al odio, la discriminación o la violencia contra una persona o conjunto de personas en razón de su pertenencia real o presunta a determinado grupo social, étnico, religioso, político (…) será sancionado con prisión de 10 a 20 años”, establece el artículo 20 de la citada ley.

Asimismo, creó penas dirigidas a los medios de comunicación: será sancionado el prestador de servicio de radio o televisión que difunda mensajes que “constituyan propaganda a favor de la guerra o apología del odio nacional, racial, religioso, político o de cualquier otra naturaleza”.
Se establecen  multas para las personas jurídicas responsables de redes sociales y medios electrónicos que no retiren en un plazo de seis horas mensajes de “odio”. Habrá sanciones de hasta 4% de sus ingresos fiscales brutos a aquellos dueños de medios que se nieguen a publicar contenidos de promoción de la “tolerancia”.

La mesa está servida para recuperar por la vía del imperio de la ley la convivencia que el odio opositor ha fracturado en algunos espacios. La ley contra el odio es el antídoto que terminará de derrotar a los asesinos de venezolanos que se escudan en su condición de políticos para asesinar con impunidad amparados por poderes interesados en apoderarse de nuestros recursos naturales.