Diario

Diario
El Zuliano
casi esta comiendo

Setenta por ciento de los estadunidenses opinan que el presidente, Donald Trump, no es racional y la mayoría afirma que no es honesto ni buen líder, reveló este sábado un sondeo de la agencia AP-NORC tras un turbulento periodo para el mandatario, que incluyó amenazas de guerra con Corea del Norte, quejas sobre su actuación ante los recientes huracanes y la vacilación del magnate en criticar a grupos supremacistas blancos.
Además el 60 por ciento desaprueba su manejo de las relaciones raciales, la política exterior y la inmigración. Apenas 24 por ciento de los ciudadanos piensan que Estados Unidos marcha en buena dirección.

La baja de aceptación de Trump es especialmente pronunciada entre los republicanos, que en junio le otorgaban 60 por ciento de aprobación a su gobierno y ahora le brindan 44 por ciento.

En total, 67 por ciento de los estadunidenses rechazan el desempeño de Trump en la Casa Blanca, incluso una tercera parte de los republicanos.

El sondeo se produjo luego de un verano álgido para el magnate, que incluyó una "restructuración" de su gabinete a base de despidos y renuncias. Estos cambios de personal llevaron a la salida de su principal estratega de la Casa Blanca, Steve Bannon, asociado a grupos supremacistas; su secretario de prensa, Sean Spicer, y el de comunicación, Anthony Scaramucci, entre otros.

Aunque el nombramiento del general retirado John Kelly, sustituto de Reince Priebus como jefe de despacho, dio más "orden" a las operaciones políticas de Washington, Trump continúa causando pólemica. Incluso al culpar por la violencia a supremacistas blancos y sus opositores en Charlottesville, Virginia en agosto pasado.

Trump ha lanzado en repetidas ocasiones amenazas de un conflicto militar con Corea del Norte por sus pruebas balísticas y ensayos nucleares. Este sábado tuiteó que con Norcorea "nada ha funcionado, los acuerdo se violaron antes de que se secara la tinta, dejando como tontos a los negociadores de Estados Unidos. Lo siento, ¡pero solo funcionará una cosa!", sin dar mayores detalles.

Anteriormente Trump afirmó que Estados Unidos "destruirá totalmente" a Corea del Norte, de ser necesario, para protegerse a sí mismo y a sus aliados.

Hasta ahora la lealtad de sus simpatizantes ha sido suficiente para impedir tumultuosas críticas de parte de los legisladores republicanos, pero los operadores del partido "están monitoreando" estrechamente el apoyo a Trump entre los votantes independientes y republicanos previo a las elecciones legislativas del año próximo, cuando se definirá el equilibrio de poder en el Congreso.

El sondeo de la AP-NORC fue hecho con base en entrevistas a mil 150 adultos del 28 de septiembre al 2 de octubre y el margen de error es de más/menos 4.1 puntos porcentuales.

En otro tema, en Las Vegas fue abierto un parque de sanación como parte de los esfuerzos ciudadanos para recuperarse de las secuelas que dejó en la ciudad el tiroteo del pasado domingo, donde murieron 59 personas y más de 500 fueron heridas.

Según 70% de los estadounidenses Trump está loco

casi esta comiendo

Setenta por ciento de los estadunidenses opinan que el presidente, Donald Trump, no es racional y la mayoría afirma que no es honesto ni buen líder, reveló este sábado un sondeo de la agencia AP-NORC tras un turbulento periodo para el mandatario, que incluyó amenazas de guerra con Corea del Norte, quejas sobre su actuación ante los recientes huracanes y la vacilación del magnate en criticar a grupos supremacistas blancos.
Además el 60 por ciento desaprueba su manejo de las relaciones raciales, la política exterior y la inmigración. Apenas 24 por ciento de los ciudadanos piensan que Estados Unidos marcha en buena dirección.

La baja de aceptación de Trump es especialmente pronunciada entre los republicanos, que en junio le otorgaban 60 por ciento de aprobación a su gobierno y ahora le brindan 44 por ciento.

En total, 67 por ciento de los estadunidenses rechazan el desempeño de Trump en la Casa Blanca, incluso una tercera parte de los republicanos.

El sondeo se produjo luego de un verano álgido para el magnate, que incluyó una "restructuración" de su gabinete a base de despidos y renuncias. Estos cambios de personal llevaron a la salida de su principal estratega de la Casa Blanca, Steve Bannon, asociado a grupos supremacistas; su secretario de prensa, Sean Spicer, y el de comunicación, Anthony Scaramucci, entre otros.

Aunque el nombramiento del general retirado John Kelly, sustituto de Reince Priebus como jefe de despacho, dio más "orden" a las operaciones políticas de Washington, Trump continúa causando pólemica. Incluso al culpar por la violencia a supremacistas blancos y sus opositores en Charlottesville, Virginia en agosto pasado.

Trump ha lanzado en repetidas ocasiones amenazas de un conflicto militar con Corea del Norte por sus pruebas balísticas y ensayos nucleares. Este sábado tuiteó que con Norcorea "nada ha funcionado, los acuerdo se violaron antes de que se secara la tinta, dejando como tontos a los negociadores de Estados Unidos. Lo siento, ¡pero solo funcionará una cosa!", sin dar mayores detalles.

Anteriormente Trump afirmó que Estados Unidos "destruirá totalmente" a Corea del Norte, de ser necesario, para protegerse a sí mismo y a sus aliados.

Hasta ahora la lealtad de sus simpatizantes ha sido suficiente para impedir tumultuosas críticas de parte de los legisladores republicanos, pero los operadores del partido "están monitoreando" estrechamente el apoyo a Trump entre los votantes independientes y republicanos previo a las elecciones legislativas del año próximo, cuando se definirá el equilibrio de poder en el Congreso.

El sondeo de la AP-NORC fue hecho con base en entrevistas a mil 150 adultos del 28 de septiembre al 2 de octubre y el margen de error es de más/menos 4.1 puntos porcentuales.

En otro tema, en Las Vegas fue abierto un parque de sanación como parte de los esfuerzos ciudadanos para recuperarse de las secuelas que dejó en la ciudad el tiroteo del pasado domingo, donde murieron 59 personas y más de 500 fueron heridas.