Diario

Diario
El Zuliano
Álvaro Uribe narco

El senador se metió entre la multitud para tratar de saludar al sumo pontífice.

Pero, en el momento preciso en que el papamóvil pasó por el lugar en el que estaba ubicado el exmandatario con algunos líderes del Centro Democrático, Francisco saludaba a la gente que estaba en la acera opuesta. Uribe persistió con la mano levantada en su saludo al pontífice, como se muestra en la imagen que es viral en redes sociales.


En un video que compartió la usuaria Leti Ariza en Facebook también se muestra el momento en que la caravana del sumo pontífice pasó rápidamente, por lo que el papa y el expresidente no consiguieron ni cruzar sus miradas, premio gordo con el que sueña cualquier feligrés en estas circunstancias y con el que se va contento para su casa.



Además, desde las alturas y con un ángulo diferente, se muestra que para el papa era realmente imposible fijarse en una persona puntual en medio de la multitud. En otras palabras, como recoge la sabiduría popular, al pontífice el bosque no le dejó ver los árboles. Y por eso Uribe fue objeto de burlas.

Pese a que no le pudo dar su saludo en medio de la multitud, el narco envió un mensaje de bienvenida al papa vía Twitter.

Vea exactamente cómo el Papa ignoró a Alvaro Uribe

Álvaro Uribe narco

El senador se metió entre la multitud para tratar de saludar al sumo pontífice.

Pero, en el momento preciso en que el papamóvil pasó por el lugar en el que estaba ubicado el exmandatario con algunos líderes del Centro Democrático, Francisco saludaba a la gente que estaba en la acera opuesta. Uribe persistió con la mano levantada en su saludo al pontífice, como se muestra en la imagen que es viral en redes sociales.


En un video que compartió la usuaria Leti Ariza en Facebook también se muestra el momento en que la caravana del sumo pontífice pasó rápidamente, por lo que el papa y el expresidente no consiguieron ni cruzar sus miradas, premio gordo con el que sueña cualquier feligrés en estas circunstancias y con el que se va contento para su casa.



Además, desde las alturas y con un ángulo diferente, se muestra que para el papa era realmente imposible fijarse en una persona puntual en medio de la multitud. En otras palabras, como recoge la sabiduría popular, al pontífice el bosque no le dejó ver los árboles. Y por eso Uribe fue objeto de burlas.

Pese a que no le pudo dar su saludo en medio de la multitud, el narco envió un mensaje de bienvenida al papa vía Twitter.