Diario

Diario
El Zuliano

Los precios del crudo tocaron ayer su máximo en más de dos años, después de que grandes productores informaron que el mercado global está en camino al reequilibrio, mientras que Turquía amenazó con cortar el flujo petrolero desde la región del Kurdistán iraquí hacia sus puertos.

Los futuros del crudo Brent para entrega en noviembre treparon 2,16 dólares, o un 3,8%, a 59,02 dólares por barril, su nivel más alto desde julio de 2015.

El petróleo WTI ganaba 1,56 dólares, o un 3%, y subía hasta los 52,22 dólares por barril, cerca de los máximos tocados en mayo.

Mientras que el precio de la cesta Opep inició la semana en 54,84 dólares por barril, informó la Secretaría del grupo en su portal web.

“Todo está movido por la idea de que el recorte de producción está empezando a funcionar y que el reequilibrio está en marcha”, dijo Gene McGillian, director de análisis de mercados de Tradition Energy en Nueva York.

Turquía afirmó que podría cortar los oleoductos que transportan el crudo desde el norte de Irak al mercado global, agregando presión sobre la región autónoma kurda por su referendo de independencia. El gobierno iraquí no reconoce la votación y pidió a los países extranjeros que dejen de importar petróleo kurdo.

“Si el boicot tiene éxito, dejarían de llegar cada día al mercado unos 500.000 barriles de crudo”, dijo Commerzbank en una nota.

Ayer, se conoció que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) estudiará en noviembre prorrogar las reducciones de producción que estimularon los precios del crudo, declaró el ministro de Energía de los Emiratos Arabes Unidos (EAU).

También analizará la posibilidad de imponer cuotas de producción a todos los miembros de la organización, agregó el ministro.

El mercado petrolero comenzó a reequilibrarse tras el acuerdo de los países de la Opep y No Opep que estipulaba un reducción de la producción, estimó Suhail al Mazrouei, ministro de Emergía emiratí.

El acuerdo hizo subir los precios del crudo, que actualmente rondan los 60 dólares el barril, señaló.

“La próxima reunión de la Opep discutirá sobre la necesidad de prorrogar el acuerdo sobre las reducciones de producción y sobre la duración del acuerdo”, precisó Mazrouei.

“La reunión también abordará la adhesión de nuevos productores al acuerdo sobre la reducción de la producción”, dijo el ministro.

Mazrouei indicó que la Opep analizará también la posibilidad de imponer el sistema de cuotas a los países excluidos hasta ahora, es decir Libia, Irán y Nigeria.

Igualmente, el ministro de Petróleo de Irán, Bijan Zanganeh, aseguró ayer que “el cumplimiento de la Opep ha sido aceptable en general. No obstante, son necesarios algunos cambios”.

“En primer lugar, todos los miembros deberían comprometerse al 100% con el acuerdo de recorte a la producción y, segundo, el nivel de producción de Nigeria y Libia debería ser puesto en consideración”, agregó.

Petróleo toca nuevo máximo desde 2015 y supera los $ 59


Los precios del crudo tocaron ayer su máximo en más de dos años, después de que grandes productores informaron que el mercado global está en camino al reequilibrio, mientras que Turquía amenazó con cortar el flujo petrolero desde la región del Kurdistán iraquí hacia sus puertos.

Los futuros del crudo Brent para entrega en noviembre treparon 2,16 dólares, o un 3,8%, a 59,02 dólares por barril, su nivel más alto desde julio de 2015.

El petróleo WTI ganaba 1,56 dólares, o un 3%, y subía hasta los 52,22 dólares por barril, cerca de los máximos tocados en mayo.

Mientras que el precio de la cesta Opep inició la semana en 54,84 dólares por barril, informó la Secretaría del grupo en su portal web.

“Todo está movido por la idea de que el recorte de producción está empezando a funcionar y que el reequilibrio está en marcha”, dijo Gene McGillian, director de análisis de mercados de Tradition Energy en Nueva York.

Turquía afirmó que podría cortar los oleoductos que transportan el crudo desde el norte de Irak al mercado global, agregando presión sobre la región autónoma kurda por su referendo de independencia. El gobierno iraquí no reconoce la votación y pidió a los países extranjeros que dejen de importar petróleo kurdo.

“Si el boicot tiene éxito, dejarían de llegar cada día al mercado unos 500.000 barriles de crudo”, dijo Commerzbank en una nota.

Ayer, se conoció que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) estudiará en noviembre prorrogar las reducciones de producción que estimularon los precios del crudo, declaró el ministro de Energía de los Emiratos Arabes Unidos (EAU).

También analizará la posibilidad de imponer cuotas de producción a todos los miembros de la organización, agregó el ministro.

El mercado petrolero comenzó a reequilibrarse tras el acuerdo de los países de la Opep y No Opep que estipulaba un reducción de la producción, estimó Suhail al Mazrouei, ministro de Emergía emiratí.

El acuerdo hizo subir los precios del crudo, que actualmente rondan los 60 dólares el barril, señaló.

“La próxima reunión de la Opep discutirá sobre la necesidad de prorrogar el acuerdo sobre las reducciones de producción y sobre la duración del acuerdo”, precisó Mazrouei.

“La reunión también abordará la adhesión de nuevos productores al acuerdo sobre la reducción de la producción”, dijo el ministro.

Mazrouei indicó que la Opep analizará también la posibilidad de imponer el sistema de cuotas a los países excluidos hasta ahora, es decir Libia, Irán y Nigeria.

Igualmente, el ministro de Petróleo de Irán, Bijan Zanganeh, aseguró ayer que “el cumplimiento de la Opep ha sido aceptable en general. No obstante, son necesarios algunos cambios”.

“En primer lugar, todos los miembros deberían comprometerse al 100% con el acuerdo de recorte a la producción y, segundo, el nivel de producción de Nigeria y Libia debería ser puesto en consideración”, agregó.