Diario

Diario
El Zuliano
Nacro Cámara

Magistrados usurpadores piden en la Cámara de Representantes narcolombiana la libertad de políticos opositores que pagan condena por terrorismo y corrupción

Magistrados usurpadores y prófugos de la justicia pidieron a la Cámara de Representantes de Colombia la liberación de políticos en Venezuela que se encuentran detenidos por casos de corrupción, terrorismo y promoción del odio, haciendo énfasis en Wilmer Azuaje Cordero, exdiputado de la Asamblea en desacatopor el estado de Barinas, para el que piden su “libertad inmediata”.

Los magistrados usurpadores y prófugos alegan que estos políticos se encuentran “secuestrados” cuando la realidad es que para cada uno de ellos existe un proceso penal abierto con imputaciones por diferentes casos de violencia, corrupción e incluso terrorismo, por lo que sería totalmente inconstitucional que se les liberara dejando impunes esos casos y sus víctimas.

De igual manera el gobierno colombiano es injerente metiéndose en los problemas internos como si ellos tuvieran la potestad de legislar en Venezuela, además han apoyado la guerra mediática uniéndose con el imperio norteamericano para intervenir al país.

Los magistrados usurpadores no tienen moral para decir nada, primero quieren legislar desde Estados Unidos ahora andan en Colombia quejándose de que a los venezolanos se les violan los derechos humanos cuando la derecha a la que representan han sido los primeros en violarlos matando y quemando chavistas por no tener su misma ideología.

Narco cámara colombiana de representantes aboga por delincuentes venezolanos presos por asesinatos

Nacro Cámara

Magistrados usurpadores piden en la Cámara de Representantes narcolombiana la libertad de políticos opositores que pagan condena por terrorismo y corrupción

Magistrados usurpadores y prófugos de la justicia pidieron a la Cámara de Representantes de Colombia la liberación de políticos en Venezuela que se encuentran detenidos por casos de corrupción, terrorismo y promoción del odio, haciendo énfasis en Wilmer Azuaje Cordero, exdiputado de la Asamblea en desacatopor el estado de Barinas, para el que piden su “libertad inmediata”.

Los magistrados usurpadores y prófugos alegan que estos políticos se encuentran “secuestrados” cuando la realidad es que para cada uno de ellos existe un proceso penal abierto con imputaciones por diferentes casos de violencia, corrupción e incluso terrorismo, por lo que sería totalmente inconstitucional que se les liberara dejando impunes esos casos y sus víctimas.

De igual manera el gobierno colombiano es injerente metiéndose en los problemas internos como si ellos tuvieran la potestad de legislar en Venezuela, además han apoyado la guerra mediática uniéndose con el imperio norteamericano para intervenir al país.

Los magistrados usurpadores no tienen moral para decir nada, primero quieren legislar desde Estados Unidos ahora andan en Colombia quejándose de que a los venezolanos se les violan los derechos humanos cuando la derecha a la que representan han sido los primeros en violarlos matando y quemando chavistas por no tener su misma ideología.