Diario

Diario
El Zuliano

MISION VERDAD
Ernesto Cazal
Durante los últimos años hemos sido testigos de una arremetida brutal sobre Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa), la empresa estatal que "obtuvo una ganancia integral de 1 mil 592 millones de dólares al cierre financiero y operacional del año 2016". La caída de los precios del petróleo produjo que el crudo venezolano se ubicara "en 35,15 dólares por barril, es decir, 9,5 dólares por debajo del promedio del año 2015, cuando cerró en 44,65 por barril, lo cual representó una caída de 21% del precio", información reseñada en nota de prensa de la compañía petrolera nacional.

El inicio de 2017 trajo consigo una serie de batallas legales a nivel internacional de grandes empresas transnacionales contra Pdvsa, entre ellas los litigios presentados por Crystallex ante la Corte Federal del estado de Delaware, Helmerich & Payne ante la Corte Suprema de los Estados Unidos y ExxonMobil ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), todos con resultados favorables a la estatal petrolera venezolana.

Los intereses de terceros en el petróleo que yace aún en subsuelo venezolano son notables si tomamos en cuenta que las reservas verificadas del llamado oro negro son las más voluminosas del planeta en este rincón del Caribe latinoamericano (316 mil millones de barriles contabilizados hasta el momento). Que Pdvsa signifique para el mundo corporativo un signo de soberanía y solvencia juega en contra de esos mismos intereses privados que buscan el quiebre de la empresa venezolana, y en consecuencia del Estado-nación, con el objetivo de controlar directamente los recursos naturales del territorio sin mediación alguna.

El asedio sobre Pdvsa, el principal motor financiero y económico de Venezuela, ha venido de la mano de las calificadoras de riesgo (regidas por Wall Street, la City de Londres, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial), la manipulación informativa sobre la deuda de la empresa y el intento de sabotaje de la Asamblea Nacional en desacato constitucional (que apuesta al colapso del país como estrategia política) a decisiones soberanas con respecto al canje de bonos, inversiones internacionales y formaciones de empresas mixtas que desarrollen la industria petrolera nacional.

Los mercados y recursos del globo están en disputa entre distintos actores: EEUU, Unión Europea, Federación Rusa o China. En ese contexto, Pdvsa crea nuevos acuerdos y blinda alianzas pertinentes en pro de la industria petrolera venezolana.

Veamos algunos casos, los más representativos de los últimos meses, que concluyen en acciones determinantes para los intereses de la empresa y en consecuencia para las arcas financieras y económicas de Venezuela. Un año inédito para Pdvsa en términos de asociaciones estratégicas con el bloque emergente, que la apuntala dentro de una arquitectura geoeconómica a escala global (comandada por Rusia y China) como forma de respuesta ante las sanciones de EEUU, dirigidas a bloquear su financiamiento externo según la Orden Ejectuva firmada por Donald Trump el 25 de agosto pasado.

Los acuerdos: el falso aislamiento de Venezuela y de su industria petrolera

Son varios los actores dispuestos a jugar en la arena petrolera venezolana, y no son pocos los acuerdos de producción, refinación, exportación de crudo e importación de materiales industriales que Pdvsa ha llevado a cabo en 2017.
  • Venezuela asumió este año la presidencia de la Asociación de Estados Caribeños. En marzo se celebró la I Conferencia de Cooperación de ese organismo, en la que Petrocaribe aprovechó para afianzar las relaciones de cooperación con los países miembros. Alexander Yánez, secretario ejecutivo de Petrocaribe, dijo en aquella oportunidad que "si bien el brazo de apalancamiento de cooperación, complementariedad y solidaridad es el petróleo, es fundamental el desarrollo de la matriz social, la diversificación económica y lo cultural".
  • Rosneft, en abril, hizo un pago anticipado a Pdvsa de 1 mil millón de dólares para futuros suministros petroleros luego de que Igor Sechin, CEO de la empresa rusa dijera que sus planes de inversión en la industria petrolera de Venezuela se sostendrían.
  • El entonces ministro venezolano Nelson Martínez voló a la República Islámica de Irán en abril de este año para reunirse con el ministro de Petróleo de ese país, Biyán Namdar Zangané. Informó que durante el encuentro con su par iraní conversaron sobre la Cumbre de Jefes de Estado de países productores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y no OPEP propuesta por el presidente Nicolás Maduro, además de afianzar los compromisos en materia energética.
  • El primer barril de crudo fue extraído gracias a la empresa mixta Petrovictoria, con 40% de la petrolera rusa Rosneft cuyas operaciones de producción se encuentran en el Bloque Carabobo 2 norte.
  • En junio, la máxima estatal energética venezolana firmó un nuevo acuerdo con la empresa rusa Rosneft para la conformación de una nueva empresa mixta en Anzoátegui, llamada Perforosven. Pdvsa expresó que esto "fortalece las relaciones con Rusia y nace para prestar servicios petroleros, incluyendo la perforación, rehabilitación y acondicionamiento de pozos; además de actividades relacionadas con la adquisición de equipos, aparatos, servicios y materiales de perforación al sur del estado Anzoátegui".
  • El Gobierno Bolivariano firmó en julio un memorando de entendimiento con la Empresa Horizontal Well Drillings (HWD Production LLC), cuyo proyecto consiste en "perforar alrededor de 200 pozos nuevos en la Faja Petrolífera del Orinoco para así incrementar la producción en 150 mil barriles en tres años", según la nota de prensa de la estatal venezolana, que concluiría con la creación de una empresa mixta.
  • A pesar del asedio a Venezuela, el vicepresidente de Shell del área de gas para Suramérica y África, Mounir Bouaziz, destacó que la empresa angloholandesa "tiene muchos motivos para participar en proyectos con Venezuela y que el país posee un posicionamiento único tanto en términos de reservas como en su ubicación geográfica, la cual permite la distribución a la zona del Caribe, Europa y Asia". Esto lo dijo en reunión con Nelson Martínez, ahora presidente de Pdvsa, en agosto reciente.
  • Martínez, en calidad de ministro, también se reunió en agosto "con Benoit de la Fouchardiere, CEO de la empresa (francesa) Perenco, y su gerente general, Nicolás Serre, para evaluar la participación de la mencionada empresa en la industria petrolera venezolana, a través de las empresas mixtas Petrowarao y Baripetrol. Perenco mostró su interés en realizar una inversión por el orden de los 400 millones de dólares, a través de la ampliación de la empresa mixta Petrowarao, con la incorporación de nuevas áreas de producción en el Lago de Maracaibo". En nota de prensa también se asomó la posibilidad de creación de una empresa mixta con Petroquímica de Venezuela, S.A. (Pequiven) para la producción de gas, también en el estado Zulia.
  • Otra petrolera francesa, Total, ya posee inversiones en Venezuela bajo la modalidad de empresa mixta, de nombre Petrocedeño, y busca junto con Pdvsa el incremento de la producción y la incorporación de mayor tecnología. Además se planteó mayor participación en proyectos de crudo pesado en Petrocedeño y en el Campo Yucal Placer (estado Guárico) en el área gasífero. La reunión entre Nelson Martínez y el vicepresidente senior para América de la mencionada empresa petrolera, Michel Hourcard, se dio en agosto.
  • Los presidentes de Pdvsa y de la rusa Rosneft sostuvieron un encuentro en el Distrito Morichal del estado Monagas en el marco de una asamblea con trabajadores de la industria petrolera en agosto pasado, donde revisaron los avances de los proyectos energéticos que se desarrollan en las empresas mixtas Petromonagas y Petrovictoria, de las Divisiones Carabobo y Mejoramiento de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez. Entre ambas compañías se producen más de 500 mil barriles por día. Se habló de la expansión de los proyectos de Petromonagas y la implementación de un Plan Operativo Estratégico de Petrovictoria.
  • Pdvsa también informó en el mismo mes que entre el nuevo ministro de Petróleo, Eulogio Del Pino, y el embajador de Rusia en Venezuela, Vladimir Zaemskiy, "se revisaron desde el punto de vista estratégico los planes de inversiones conjuntas referidos a las diferentes empresas rusas en el país. La reunión incluyó la revisión de los planes de producción e inversión en la empresa mixta Petrozamora, donde Gazprombank es socio con 40% de participación. Por ello, en la reunión participó, Igor Gitman, director de Negocios de Gazprombank y con quien se definieron acciones que garantizarán el cumplimiento del plan de desarrollo de esta empresa mixta". Además "se discutieron temas relacionados con el próximo Comité de Monitoreo y Coordinación Ministerial de países de la Organización de países exportadores de petróleo (OPEP) y No OPEP, el cual tendrá lugar en Viena, Austria, el próximo 22 de septiembre" para empujar una estrategia de recuperación de los precios petroleros.
  • "Como parte de una mesa de trabajo celebrada por la Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela se acordó el seguimiento de toda la cartera de inversión conjunta, desde el punto de la comercialización de productos desde Venezuela hacia la nación asiática; así como estratégicos acuerdos de cooperación en materia petrolera y otros espacios de oportunidad que se perfilan entre ambas naciones", informó la estatal venezolana. La ampliación de la participación de China en la empresa mixta Sinovensa, que opera en la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez, es prácticamente un hecho. El vicepresidente de Planificación y Conocimiento y director externo de Pdvsa, Ricardo Menéndez, afirmó que "tenemos una cartera de inversiones con China en materia petrolera en el orden de 9 mil millones de dólares" y que "la petrolera china está interesada en participar en la reactivación de 800 pozos en la Faja, lo cual generará un incremento en la producción de 42 mil barriles de crudo diarios". Asimismo, el ministro Eulogio Del Pino informó sobre el desarrollo de una nueva y segunda refinería en China en el Distrito Nanhai, que "viene a abrir un espacio para nuestro crudo; añadido al mercado en el área asiática. Esto va unido a un esquema de comercialización muy agresivo que se ha estado desarrollando con una empresa conjunta con China que nos ofrece una ventaja de reducción de costos en el transporte del crudo". Explicó que la revisión periódica de acuerdos "viene acompañada de visitas a las áreas operativas para monitorear los procesos en vivo y hacer seguimiento a la buena marcha de los proyectos de inversión, apalancados por el Banco de Desarrollo de China". Nelson Martínez, presidente de Pdvsa, destacó la importancia de "los beneficios de estos acuerdos de cooperación que no sólo se cuantifican en términos económicos; sino que además se ven reflejados por el crecimiento en el campo tecnológico. El aporte de estas compañías chinas en el país se ve reflejado en el alto nivel de tecnificación que vienen adquiriendo nuestros trabajadores: es en gran medida una inversión invalorable a futuro en términos de potencial humano".
  • La petrolera nacional informó el 5 de septiembre que el presidente Nicolás Maduro sostuvo un encuentro de trabajo con el presidente de Chevron para América y África, Clay Neff, y con Alí Moshiri, asesor del CEO de Chevron, "con la finalidad de explorar mecanismos que permitan continuar la relación" entre Pdvsa y la compañía estadounidense "ante el bloqueo decretado por el gobierno de Estados Unidos contra las operaciones financieras de las empresas conjuntas que tienen en Venezuela".
Los acuerdos reseñados desmontan el mito de que Venezuela se encuentra aislada. Los acuerdos con este nuevo bloque internacional van unidos a la inversión industrial que se lleva a cabo en la Refinería Puerto La Cruz, en el estado Anzoátegui, con el fin de optimizar y ampliar el procesamiento de las reservas de crudo pesado y extrapesado de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Este proyecto tiene por nombre Conversión Profunda, cuyos mayores inversionistas extranjeros son la japonesa Hyundai Engineering & Construction y la china Wison Engineering. Dong Hua, vicepresidente de Wison, afirmó que "la importación de crudo desde Venezuela ocupa 10% de toda la importación de China. Nuestra demanda se está incrementando diariamente. Wison es una empresa que se encuentra preparada para seguir invirtiendo en Venezuela por largo tiempo".

Wison también participaría en el procesamiento de gas en el oriente de Venezuela a través del acceso a los fondos de financiamientos asiáticos (Banco de Desarrollo de China y Banco Asiático de Infraestructura), en aras de potenciar la producción de hidrocarburos y gas en la región latinocaribeña.

Política petrolera venezolana, geopolítica y geoconomía en alza

Pdvsa, siendo el principal actor económico y financiero de Venezuela, participa activamente en la creación de políticas en todos sus niveles con el fin de profundizar la industria petrolera del país y su posible reconversión en diferentes áreas del quehacer nacional. La participación en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) dentro de las cinco líneas de investigación que lleva adelante la Comisión de Economía es una clave en sí misma en cuanto a lo referido.

Las propuestas de Pdvsa a la ANC están enmarcadas en una situación de asedio económico y financiero sin precedentes. Emily Glazer, para The Wall Street Journal y disponible en el portal Morningstar, enfoca su análisis en las acciones de bloqueo financiero y de tanqueros estadounidenses con crudo venezolano en EEUU: "Algunas refinerías estadounidenses han luchado para comprar crudo venezolano, ya que los bancos estadounidenses se negaron a extender cartas de crédito que los compradores necesitan para completar las importaciones de Venezuela".

Consultado por Misión Verdad, el experto en industria petrolera Carlos Mendoza Potellá afirma que las acciones de Pdvsa durante este año no tienen que ver por entero con las medidas agresivas de la Administración Trump. "Sin embargo, tienen que ver con una tendencia ascendente de expansión de los negocios petroleros de la empresa estatal. Ya no vendemos crudo como antes a los EEUU, y la India y China han sido dos de los destinos de exportación de barriles venezolanos. Son el segundo y tercero respectivamente, con miras a desarrollar industrialmente dos refinerías en China".

Al ser preguntado por las alianzas y los acuerdos que ha desarrollado Pdvsa en los meses transcurridos de 2017 y su efectividad, Mendoza Potellá dijo que "si no son suficientes, son los necesarios. Se ha hecho urgente, en medio del clima geopolítico, una diversificación de las fuentes, los lazos comerciales y los proveedores ligados a la industria del petróleo venezolano. Sobre todo si tomamos en cuenta el déficit con respecto a la venta de crudo a EEUU, los bajos precios que han causado que tengamos como país una entrada de 100 millones hace poco a 40 mil millones de dólares en el último año. Además se hace necesario el trabajo industrial de 40% del crudo extrapesado que extraemos, del cual 40% también está vinculado a la Faja del Orinoco".

Por ello, Pdvsa ha buscado financiamiento para el desarrollo de esta clase de crudo que refiere Mendoza Potellá bajo el Proyecto Conversión Profunda, en el que distintos capitales se hacen presentes. Un punto que también demuestra que Venezuela no está aislada: es uno de los actores más importantes en el mapamundi energético junto con los países que conforman la OPEP y los Brics, entre ellos Rusia y China.

Lo confirma la reciente medida financiera del Gobierno Bolivariano anunciada por el presidente Maduro ante la ANC, con la implementación de una nueva canasta de pagos internacionales que comprendería el rupí indio, el rublo ruso, el euro (si la Unión Europea no secunda el bloqueo estadounidense a las finanzas venezolanas) y el yuan chino. Una medida que se extiende a la geopolítica y la geoeconomía con la noticia de que China, el mayor importador de crudo del mundo, "está preparado para lanzar contratos de futuros de petróleo en yuanes con su posible conversión en oro", informó Sputnik Mundo, lo que evitaría el uso del dólar como moneda de transacción financiera para estos negocios a escala global.

La responsabilidad de Pdvsa en esa pugna geopolítica y geoeconómica con los recursos naturales en el centro de la disputa, junto con el equilibrio justo en cuanto a los precios internacionales del petróleo, tiene mucho que ver. Se debe a las acciones correspondientes y reseñadas en este reporte especial, entendidas no como valor técnico de la industria sino como activo geopolítico.

Amenazas, injerencias y bloqueos son los actuales recursos de una élite estadounidense-europea que intenta cobrar para sí lo que Pdvsa maneja de manera soberana, su incursión exitosa en 2017 dentro de una proyecto geoeconómico alternativo y a largo plazo. En este momento histórico la estatal venezolana es atacada por todos los flancos, toma las decisiones correspondientes para desarrollarse en la industria petrolera local a pesar de las circunstancias y cumple un papel pesado en el plano geoeconómico global. Se entiende entonces la responsabilidad que conlleva como generador principal de la economía y las finanzas del país, y al representar a Venezuela en el gran concierto internacional.

La historia no contada de Pdvsa en 2017 (reportaje especial)


MISION VERDAD
Ernesto Cazal
Durante los últimos años hemos sido testigos de una arremetida brutal sobre Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa), la empresa estatal que "obtuvo una ganancia integral de 1 mil 592 millones de dólares al cierre financiero y operacional del año 2016". La caída de los precios del petróleo produjo que el crudo venezolano se ubicara "en 35,15 dólares por barril, es decir, 9,5 dólares por debajo del promedio del año 2015, cuando cerró en 44,65 por barril, lo cual representó una caída de 21% del precio", información reseñada en nota de prensa de la compañía petrolera nacional.

El inicio de 2017 trajo consigo una serie de batallas legales a nivel internacional de grandes empresas transnacionales contra Pdvsa, entre ellas los litigios presentados por Crystallex ante la Corte Federal del estado de Delaware, Helmerich & Payne ante la Corte Suprema de los Estados Unidos y ExxonMobil ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), todos con resultados favorables a la estatal petrolera venezolana.

Los intereses de terceros en el petróleo que yace aún en subsuelo venezolano son notables si tomamos en cuenta que las reservas verificadas del llamado oro negro son las más voluminosas del planeta en este rincón del Caribe latinoamericano (316 mil millones de barriles contabilizados hasta el momento). Que Pdvsa signifique para el mundo corporativo un signo de soberanía y solvencia juega en contra de esos mismos intereses privados que buscan el quiebre de la empresa venezolana, y en consecuencia del Estado-nación, con el objetivo de controlar directamente los recursos naturales del territorio sin mediación alguna.

El asedio sobre Pdvsa, el principal motor financiero y económico de Venezuela, ha venido de la mano de las calificadoras de riesgo (regidas por Wall Street, la City de Londres, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial), la manipulación informativa sobre la deuda de la empresa y el intento de sabotaje de la Asamblea Nacional en desacato constitucional (que apuesta al colapso del país como estrategia política) a decisiones soberanas con respecto al canje de bonos, inversiones internacionales y formaciones de empresas mixtas que desarrollen la industria petrolera nacional.

Los mercados y recursos del globo están en disputa entre distintos actores: EEUU, Unión Europea, Federación Rusa o China. En ese contexto, Pdvsa crea nuevos acuerdos y blinda alianzas pertinentes en pro de la industria petrolera venezolana.

Veamos algunos casos, los más representativos de los últimos meses, que concluyen en acciones determinantes para los intereses de la empresa y en consecuencia para las arcas financieras y económicas de Venezuela. Un año inédito para Pdvsa en términos de asociaciones estratégicas con el bloque emergente, que la apuntala dentro de una arquitectura geoeconómica a escala global (comandada por Rusia y China) como forma de respuesta ante las sanciones de EEUU, dirigidas a bloquear su financiamiento externo según la Orden Ejectuva firmada por Donald Trump el 25 de agosto pasado.

Los acuerdos: el falso aislamiento de Venezuela y de su industria petrolera

Son varios los actores dispuestos a jugar en la arena petrolera venezolana, y no son pocos los acuerdos de producción, refinación, exportación de crudo e importación de materiales industriales que Pdvsa ha llevado a cabo en 2017.
  • Venezuela asumió este año la presidencia de la Asociación de Estados Caribeños. En marzo se celebró la I Conferencia de Cooperación de ese organismo, en la que Petrocaribe aprovechó para afianzar las relaciones de cooperación con los países miembros. Alexander Yánez, secretario ejecutivo de Petrocaribe, dijo en aquella oportunidad que "si bien el brazo de apalancamiento de cooperación, complementariedad y solidaridad es el petróleo, es fundamental el desarrollo de la matriz social, la diversificación económica y lo cultural".
  • Rosneft, en abril, hizo un pago anticipado a Pdvsa de 1 mil millón de dólares para futuros suministros petroleros luego de que Igor Sechin, CEO de la empresa rusa dijera que sus planes de inversión en la industria petrolera de Venezuela se sostendrían.
  • El entonces ministro venezolano Nelson Martínez voló a la República Islámica de Irán en abril de este año para reunirse con el ministro de Petróleo de ese país, Biyán Namdar Zangané. Informó que durante el encuentro con su par iraní conversaron sobre la Cumbre de Jefes de Estado de países productores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y no OPEP propuesta por el presidente Nicolás Maduro, además de afianzar los compromisos en materia energética.
  • El primer barril de crudo fue extraído gracias a la empresa mixta Petrovictoria, con 40% de la petrolera rusa Rosneft cuyas operaciones de producción se encuentran en el Bloque Carabobo 2 norte.
  • En junio, la máxima estatal energética venezolana firmó un nuevo acuerdo con la empresa rusa Rosneft para la conformación de una nueva empresa mixta en Anzoátegui, llamada Perforosven. Pdvsa expresó que esto "fortalece las relaciones con Rusia y nace para prestar servicios petroleros, incluyendo la perforación, rehabilitación y acondicionamiento de pozos; además de actividades relacionadas con la adquisición de equipos, aparatos, servicios y materiales de perforación al sur del estado Anzoátegui".
  • El Gobierno Bolivariano firmó en julio un memorando de entendimiento con la Empresa Horizontal Well Drillings (HWD Production LLC), cuyo proyecto consiste en "perforar alrededor de 200 pozos nuevos en la Faja Petrolífera del Orinoco para así incrementar la producción en 150 mil barriles en tres años", según la nota de prensa de la estatal venezolana, que concluiría con la creación de una empresa mixta.
  • A pesar del asedio a Venezuela, el vicepresidente de Shell del área de gas para Suramérica y África, Mounir Bouaziz, destacó que la empresa angloholandesa "tiene muchos motivos para participar en proyectos con Venezuela y que el país posee un posicionamiento único tanto en términos de reservas como en su ubicación geográfica, la cual permite la distribución a la zona del Caribe, Europa y Asia". Esto lo dijo en reunión con Nelson Martínez, ahora presidente de Pdvsa, en agosto reciente.
  • Martínez, en calidad de ministro, también se reunió en agosto "con Benoit de la Fouchardiere, CEO de la empresa (francesa) Perenco, y su gerente general, Nicolás Serre, para evaluar la participación de la mencionada empresa en la industria petrolera venezolana, a través de las empresas mixtas Petrowarao y Baripetrol. Perenco mostró su interés en realizar una inversión por el orden de los 400 millones de dólares, a través de la ampliación de la empresa mixta Petrowarao, con la incorporación de nuevas áreas de producción en el Lago de Maracaibo". En nota de prensa también se asomó la posibilidad de creación de una empresa mixta con Petroquímica de Venezuela, S.A. (Pequiven) para la producción de gas, también en el estado Zulia.
  • Otra petrolera francesa, Total, ya posee inversiones en Venezuela bajo la modalidad de empresa mixta, de nombre Petrocedeño, y busca junto con Pdvsa el incremento de la producción y la incorporación de mayor tecnología. Además se planteó mayor participación en proyectos de crudo pesado en Petrocedeño y en el Campo Yucal Placer (estado Guárico) en el área gasífero. La reunión entre Nelson Martínez y el vicepresidente senior para América de la mencionada empresa petrolera, Michel Hourcard, se dio en agosto.
  • Los presidentes de Pdvsa y de la rusa Rosneft sostuvieron un encuentro en el Distrito Morichal del estado Monagas en el marco de una asamblea con trabajadores de la industria petrolera en agosto pasado, donde revisaron los avances de los proyectos energéticos que se desarrollan en las empresas mixtas Petromonagas y Petrovictoria, de las Divisiones Carabobo y Mejoramiento de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez. Entre ambas compañías se producen más de 500 mil barriles por día. Se habló de la expansión de los proyectos de Petromonagas y la implementación de un Plan Operativo Estratégico de Petrovictoria.
  • Pdvsa también informó en el mismo mes que entre el nuevo ministro de Petróleo, Eulogio Del Pino, y el embajador de Rusia en Venezuela, Vladimir Zaemskiy, "se revisaron desde el punto de vista estratégico los planes de inversiones conjuntas referidos a las diferentes empresas rusas en el país. La reunión incluyó la revisión de los planes de producción e inversión en la empresa mixta Petrozamora, donde Gazprombank es socio con 40% de participación. Por ello, en la reunión participó, Igor Gitman, director de Negocios de Gazprombank y con quien se definieron acciones que garantizarán el cumplimiento del plan de desarrollo de esta empresa mixta". Además "se discutieron temas relacionados con el próximo Comité de Monitoreo y Coordinación Ministerial de países de la Organización de países exportadores de petróleo (OPEP) y No OPEP, el cual tendrá lugar en Viena, Austria, el próximo 22 de septiembre" para empujar una estrategia de recuperación de los precios petroleros.
  • "Como parte de una mesa de trabajo celebrada por la Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela se acordó el seguimiento de toda la cartera de inversión conjunta, desde el punto de la comercialización de productos desde Venezuela hacia la nación asiática; así como estratégicos acuerdos de cooperación en materia petrolera y otros espacios de oportunidad que se perfilan entre ambas naciones", informó la estatal venezolana. La ampliación de la participación de China en la empresa mixta Sinovensa, que opera en la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez, es prácticamente un hecho. El vicepresidente de Planificación y Conocimiento y director externo de Pdvsa, Ricardo Menéndez, afirmó que "tenemos una cartera de inversiones con China en materia petrolera en el orden de 9 mil millones de dólares" y que "la petrolera china está interesada en participar en la reactivación de 800 pozos en la Faja, lo cual generará un incremento en la producción de 42 mil barriles de crudo diarios". Asimismo, el ministro Eulogio Del Pino informó sobre el desarrollo de una nueva y segunda refinería en China en el Distrito Nanhai, que "viene a abrir un espacio para nuestro crudo; añadido al mercado en el área asiática. Esto va unido a un esquema de comercialización muy agresivo que se ha estado desarrollando con una empresa conjunta con China que nos ofrece una ventaja de reducción de costos en el transporte del crudo". Explicó que la revisión periódica de acuerdos "viene acompañada de visitas a las áreas operativas para monitorear los procesos en vivo y hacer seguimiento a la buena marcha de los proyectos de inversión, apalancados por el Banco de Desarrollo de China". Nelson Martínez, presidente de Pdvsa, destacó la importancia de "los beneficios de estos acuerdos de cooperación que no sólo se cuantifican en términos económicos; sino que además se ven reflejados por el crecimiento en el campo tecnológico. El aporte de estas compañías chinas en el país se ve reflejado en el alto nivel de tecnificación que vienen adquiriendo nuestros trabajadores: es en gran medida una inversión invalorable a futuro en términos de potencial humano".
  • La petrolera nacional informó el 5 de septiembre que el presidente Nicolás Maduro sostuvo un encuentro de trabajo con el presidente de Chevron para América y África, Clay Neff, y con Alí Moshiri, asesor del CEO de Chevron, "con la finalidad de explorar mecanismos que permitan continuar la relación" entre Pdvsa y la compañía estadounidense "ante el bloqueo decretado por el gobierno de Estados Unidos contra las operaciones financieras de las empresas conjuntas que tienen en Venezuela".
Los acuerdos reseñados desmontan el mito de que Venezuela se encuentra aislada. Los acuerdos con este nuevo bloque internacional van unidos a la inversión industrial que se lleva a cabo en la Refinería Puerto La Cruz, en el estado Anzoátegui, con el fin de optimizar y ampliar el procesamiento de las reservas de crudo pesado y extrapesado de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Este proyecto tiene por nombre Conversión Profunda, cuyos mayores inversionistas extranjeros son la japonesa Hyundai Engineering & Construction y la china Wison Engineering. Dong Hua, vicepresidente de Wison, afirmó que "la importación de crudo desde Venezuela ocupa 10% de toda la importación de China. Nuestra demanda se está incrementando diariamente. Wison es una empresa que se encuentra preparada para seguir invirtiendo en Venezuela por largo tiempo".

Wison también participaría en el procesamiento de gas en el oriente de Venezuela a través del acceso a los fondos de financiamientos asiáticos (Banco de Desarrollo de China y Banco Asiático de Infraestructura), en aras de potenciar la producción de hidrocarburos y gas en la región latinocaribeña.

Política petrolera venezolana, geopolítica y geoconomía en alza

Pdvsa, siendo el principal actor económico y financiero de Venezuela, participa activamente en la creación de políticas en todos sus niveles con el fin de profundizar la industria petrolera del país y su posible reconversión en diferentes áreas del quehacer nacional. La participación en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) dentro de las cinco líneas de investigación que lleva adelante la Comisión de Economía es una clave en sí misma en cuanto a lo referido.

Las propuestas de Pdvsa a la ANC están enmarcadas en una situación de asedio económico y financiero sin precedentes. Emily Glazer, para The Wall Street Journal y disponible en el portal Morningstar, enfoca su análisis en las acciones de bloqueo financiero y de tanqueros estadounidenses con crudo venezolano en EEUU: "Algunas refinerías estadounidenses han luchado para comprar crudo venezolano, ya que los bancos estadounidenses se negaron a extender cartas de crédito que los compradores necesitan para completar las importaciones de Venezuela".

Consultado por Misión Verdad, el experto en industria petrolera Carlos Mendoza Potellá afirma que las acciones de Pdvsa durante este año no tienen que ver por entero con las medidas agresivas de la Administración Trump. "Sin embargo, tienen que ver con una tendencia ascendente de expansión de los negocios petroleros de la empresa estatal. Ya no vendemos crudo como antes a los EEUU, y la India y China han sido dos de los destinos de exportación de barriles venezolanos. Son el segundo y tercero respectivamente, con miras a desarrollar industrialmente dos refinerías en China".

Al ser preguntado por las alianzas y los acuerdos que ha desarrollado Pdvsa en los meses transcurridos de 2017 y su efectividad, Mendoza Potellá dijo que "si no son suficientes, son los necesarios. Se ha hecho urgente, en medio del clima geopolítico, una diversificación de las fuentes, los lazos comerciales y los proveedores ligados a la industria del petróleo venezolano. Sobre todo si tomamos en cuenta el déficit con respecto a la venta de crudo a EEUU, los bajos precios que han causado que tengamos como país una entrada de 100 millones hace poco a 40 mil millones de dólares en el último año. Además se hace necesario el trabajo industrial de 40% del crudo extrapesado que extraemos, del cual 40% también está vinculado a la Faja del Orinoco".

Por ello, Pdvsa ha buscado financiamiento para el desarrollo de esta clase de crudo que refiere Mendoza Potellá bajo el Proyecto Conversión Profunda, en el que distintos capitales se hacen presentes. Un punto que también demuestra que Venezuela no está aislada: es uno de los actores más importantes en el mapamundi energético junto con los países que conforman la OPEP y los Brics, entre ellos Rusia y China.

Lo confirma la reciente medida financiera del Gobierno Bolivariano anunciada por el presidente Maduro ante la ANC, con la implementación de una nueva canasta de pagos internacionales que comprendería el rupí indio, el rublo ruso, el euro (si la Unión Europea no secunda el bloqueo estadounidense a las finanzas venezolanas) y el yuan chino. Una medida que se extiende a la geopolítica y la geoeconomía con la noticia de que China, el mayor importador de crudo del mundo, "está preparado para lanzar contratos de futuros de petróleo en yuanes con su posible conversión en oro", informó Sputnik Mundo, lo que evitaría el uso del dólar como moneda de transacción financiera para estos negocios a escala global.

La responsabilidad de Pdvsa en esa pugna geopolítica y geoeconómica con los recursos naturales en el centro de la disputa, junto con el equilibrio justo en cuanto a los precios internacionales del petróleo, tiene mucho que ver. Se debe a las acciones correspondientes y reseñadas en este reporte especial, entendidas no como valor técnico de la industria sino como activo geopolítico.

Amenazas, injerencias y bloqueos son los actuales recursos de una élite estadounidense-europea que intenta cobrar para sí lo que Pdvsa maneja de manera soberana, su incursión exitosa en 2017 dentro de una proyecto geoeconómico alternativo y a largo plazo. En este momento histórico la estatal venezolana es atacada por todos los flancos, toma las decisiones correspondientes para desarrollarse en la industria petrolera local a pesar de las circunstancias y cumple un papel pesado en el plano geoeconómico global. Se entiende entonces la responsabilidad que conlleva como generador principal de la economía y las finanzas del país, y al representar a Venezuela en el gran concierto internacional.