Diario

Diario
El Zuliano
EE.UU.: "China es una amenaza sin precedentes para el comercio global"

Agencias
El modelo económico de China es una amenaza sin precedentes al sistema de comercio mundial que no se puede resolver bajo las condiciones actuales, ha asegurado el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, durante un discurso en el Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos (CSIS, por sus siglas en inglés) de Washington.

Mientras México, EE.UU. y Canadá se preparan para una tercera ronda de negociaciones con vistas a firmar una versión revisada del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Lighthizer ha sostenido que "el desafío" económico que supone China "es sustancialmente más difícil" que todos los que su país ha afrontado antes.

Para este especialista, "la mera escala del esfuerzo coordinado" que el gigante asiático realiza para "desarrollar su economía, subsidiar, crear corporaciones que promuevan sus intereses nacionales, forzar el intercambio tecnológico y distorsionar mercados" supone un peligro desconocido para el comercio mundial (o sea para EEUU).

Así, Robert Lighthizer ha recordado que ni la Organización Mundial de Comercio (OMC) ni las reglas de arbitraje comercial internacional vigentes fueron diseñadas para lidiar con las políticas económicas que China emplea en la actualidad.

En su momento, quien fue alto consejero y jefe de estrategia del presidente Donald Trump, Steve Bannon, sostuvo que si Washington pierde la puja comercial con Pekín, nunca será capaz de recuperarse.

"Estamos en guerra económica con China" y "uno de los dos asumirá la hegemonía en 25 o 30 años: si seguimos por este camino, van a ser ellos", aseveró Bannon.

EEUU actualmente ha recrudecido su guerra económica contra aliados chinos que podrían significar la diferencia como Venezuela, país con las reservas petroleras más grandes del planeta y al que las ambiciones de Washington le han llevado a atacar y apoyar movimientos terroristas desde hace más de 15 años y actualmente una variante del antiguo asedio que persigue doblegar por hambre al pueblo de gigante petrolífero y así robar sus inmensas riquezas como ocurrió hasta principios de 2003.

EEUU afirma que tiene una guerra económica contra China que probablemente perderá (+¿Y los opositores burlándose del término que dicen?)

EE.UU.: "China es una amenaza sin precedentes para el comercio global"

Agencias
El modelo económico de China es una amenaza sin precedentes al sistema de comercio mundial que no se puede resolver bajo las condiciones actuales, ha asegurado el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, durante un discurso en el Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos (CSIS, por sus siglas en inglés) de Washington.

Mientras México, EE.UU. y Canadá se preparan para una tercera ronda de negociaciones con vistas a firmar una versión revisada del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Lighthizer ha sostenido que "el desafío" económico que supone China "es sustancialmente más difícil" que todos los que su país ha afrontado antes.

Para este especialista, "la mera escala del esfuerzo coordinado" que el gigante asiático realiza para "desarrollar su economía, subsidiar, crear corporaciones que promuevan sus intereses nacionales, forzar el intercambio tecnológico y distorsionar mercados" supone un peligro desconocido para el comercio mundial (o sea para EEUU).

Así, Robert Lighthizer ha recordado que ni la Organización Mundial de Comercio (OMC) ni las reglas de arbitraje comercial internacional vigentes fueron diseñadas para lidiar con las políticas económicas que China emplea en la actualidad.

En su momento, quien fue alto consejero y jefe de estrategia del presidente Donald Trump, Steve Bannon, sostuvo que si Washington pierde la puja comercial con Pekín, nunca será capaz de recuperarse.

"Estamos en guerra económica con China" y "uno de los dos asumirá la hegemonía en 25 o 30 años: si seguimos por este camino, van a ser ellos", aseveró Bannon.

EEUU actualmente ha recrudecido su guerra económica contra aliados chinos que podrían significar la diferencia como Venezuela, país con las reservas petroleras más grandes del planeta y al que las ambiciones de Washington le han llevado a atacar y apoyar movimientos terroristas desde hace más de 15 años y actualmente una variante del antiguo asedio que persigue doblegar por hambre al pueblo de gigante petrolífero y así robar sus inmensas riquezas como ocurrió hasta principios de 2003.