Diario

Diario
El Zuliano
1

El último trimestre de 2017 va a ser especialmente difícil, advierten los analistas Henkel García y Francisco Ibarra, directores de Econométrica
Vanessa Davies-Contrapunto
Caras largas de los ponentes, caras largas de los asistentes. Econométrica realizó este jueves su foro "Navegando en aguas turbulentas", durante el cual se estimó una inflación de cuatro dígitos al cierre de 2017 y se advirtió que el consumo seguirá cayendo.

"Tenemos una economía que puede estar cerca del colapso total", aseguró Henkel García, director de la empresa de asesoría económica y financiera. La "fijación acordada" de precios disparará la escasez en los anaqueles y llevará los productos a un mercado negro mucho más costoso para los consumidores, subrayó Francisco Ibarra, también director de Econométrica.

Los analistas advirtieron que lo que resta de 2017 será muy complicado para la población y para los empresarios. Estas son siete verdades de la economía venezolana, según Econométrica.

 La oferta es limitada y lo que hay es caro, advierten.
 La oferta es limitada y lo que hay es caro, advierten

1) El último trimestre del año "va a ser difícil". Los empresarios "tienen que asumir el problema del acceso a los recursos, acceso a las divisas", recalca García. "Todo apunta a que la crisis se va a profundizar, vamos a ver un sistema más complicado. Ese es el escenario, eso es lo que indica la realidad".

La oferta de productos para los consumidores es limitada, y lo que hay está "sumamente caro", diagnostica Ibarra. Eso va a continuar en el año 2018.

2) Un Dicom en rupias, rublos y yuanes "no es viable". El empresariado venezolano no tiene cómo manejarse con estas monedas, explica Henkel García. "Estamos hablando de una moneda que representa 2% del sistema de pagos internacionales".

El Dicom se mantendrá, pero sin dólares. "Es probable que manejen montos menores y que no sean subastas semanales, pero el Dicom va a continuar, aunque con euros".

¿El país va a tener cuentas en yuanes, por ejemplo?, se pregunta Francisco Ibarra. A los empresarios "les están generando una complicación adicional a la que ya tienen", opina.

Una canasta de monedas reemplazará el dólar
Una canasta de monedas reemplazará el dólar
 Las reuniones para la fijación de precios continúan
 Las reuniones para la fijación de precios continúan

3) El dólar a 10 bolívares se mantendrá. "Hasta ahora se ha mantenido, y pareciera que vamos a terminar el año así", aunque "es una cosa que, desde el punto de vista económico, no tiene mayor sensatez", señala García.

Para Ibarra, el dólar a 10 se mantiene por los intereses de sectores vinculados con el Gobierno Nacional, a los que "les va bien" mientras "el país tiene que lidiar con esta situación terrible de escasez de divisas" y contracción de importaciones.

4) Fijación de precios, aunque sea "acordada", aumentará la escasez. Lo que teme Francisco Ibarra es que, al apretar los controles y sancionar a quienes no acaten los precios, la escasez empeore. En 2015 "tuvimos escasez de 83% de los alimentos. Hoy estamos en 73%, no estamos en normalidad pero los niveles son inferiores a los de 2015", expone Ibarra. Pero si el Ejecutivo persiste en los controles "la escasez se va a disparar muy rápido". Esto llevará a que los precios sigan subiendo en el mercado negro "y además vas a tener que manejar la escasez: la gente sencillamente va a volver a una dinámica en la que, ni que recorra 10 o 20 establecimientos, va a conseguir" los productos.

5) Venezuela sufrirá el alza permanente del dólar paralelo. "Uno puede discutir el ritmo de ese ascenso, pero todo el escenario está montado para que el paralelo se mantenga en niveles altos", explica García.

6) Posibles sanciones de la UE empeorarán la crisis. Si la Unión Europea aprueba sanciones contra las finanzas del país "habrá un impacto aún más negativo" en el acceso de bienes y servicios, porque "cerraría las puertas por completo a un sistema de pagos en divisas".

7) Las recomendaciones económicas son las mismas. Venezuela necesita "desmontar el sistema de controles" y restituir "una economía más abierta, una economía de mercado que sea bien regulada pero que sea una economía de mercado", argumenta Henkel García.

Se deben generar condiciones "para que pueda operar una economía de mercado; que la gente empiece a producir y a traer productos y a recuperarse", reitera Francisco Ibarra.

Econométrica: último trimestre será sin dólares y con mucha escasez

1

El último trimestre de 2017 va a ser especialmente difícil, advierten los analistas Henkel García y Francisco Ibarra, directores de Econométrica
Vanessa Davies-Contrapunto
Caras largas de los ponentes, caras largas de los asistentes. Econométrica realizó este jueves su foro "Navegando en aguas turbulentas", durante el cual se estimó una inflación de cuatro dígitos al cierre de 2017 y se advirtió que el consumo seguirá cayendo.

"Tenemos una economía que puede estar cerca del colapso total", aseguró Henkel García, director de la empresa de asesoría económica y financiera. La "fijación acordada" de precios disparará la escasez en los anaqueles y llevará los productos a un mercado negro mucho más costoso para los consumidores, subrayó Francisco Ibarra, también director de Econométrica.

Los analistas advirtieron que lo que resta de 2017 será muy complicado para la población y para los empresarios. Estas son siete verdades de la economía venezolana, según Econométrica.

 La oferta es limitada y lo que hay es caro, advierten.
 La oferta es limitada y lo que hay es caro, advierten

1) El último trimestre del año "va a ser difícil". Los empresarios "tienen que asumir el problema del acceso a los recursos, acceso a las divisas", recalca García. "Todo apunta a que la crisis se va a profundizar, vamos a ver un sistema más complicado. Ese es el escenario, eso es lo que indica la realidad".

La oferta de productos para los consumidores es limitada, y lo que hay está "sumamente caro", diagnostica Ibarra. Eso va a continuar en el año 2018.

2) Un Dicom en rupias, rublos y yuanes "no es viable". El empresariado venezolano no tiene cómo manejarse con estas monedas, explica Henkel García. "Estamos hablando de una moneda que representa 2% del sistema de pagos internacionales".

El Dicom se mantendrá, pero sin dólares. "Es probable que manejen montos menores y que no sean subastas semanales, pero el Dicom va a continuar, aunque con euros".

¿El país va a tener cuentas en yuanes, por ejemplo?, se pregunta Francisco Ibarra. A los empresarios "les están generando una complicación adicional a la que ya tienen", opina.

Una canasta de monedas reemplazará el dólar
Una canasta de monedas reemplazará el dólar
 Las reuniones para la fijación de precios continúan
 Las reuniones para la fijación de precios continúan

3) El dólar a 10 bolívares se mantendrá. "Hasta ahora se ha mantenido, y pareciera que vamos a terminar el año así", aunque "es una cosa que, desde el punto de vista económico, no tiene mayor sensatez", señala García.

Para Ibarra, el dólar a 10 se mantiene por los intereses de sectores vinculados con el Gobierno Nacional, a los que "les va bien" mientras "el país tiene que lidiar con esta situación terrible de escasez de divisas" y contracción de importaciones.

4) Fijación de precios, aunque sea "acordada", aumentará la escasez. Lo que teme Francisco Ibarra es que, al apretar los controles y sancionar a quienes no acaten los precios, la escasez empeore. En 2015 "tuvimos escasez de 83% de los alimentos. Hoy estamos en 73%, no estamos en normalidad pero los niveles son inferiores a los de 2015", expone Ibarra. Pero si el Ejecutivo persiste en los controles "la escasez se va a disparar muy rápido". Esto llevará a que los precios sigan subiendo en el mercado negro "y además vas a tener que manejar la escasez: la gente sencillamente va a volver a una dinámica en la que, ni que recorra 10 o 20 establecimientos, va a conseguir" los productos.

5) Venezuela sufrirá el alza permanente del dólar paralelo. "Uno puede discutir el ritmo de ese ascenso, pero todo el escenario está montado para que el paralelo se mantenga en niveles altos", explica García.

6) Posibles sanciones de la UE empeorarán la crisis. Si la Unión Europea aprueba sanciones contra las finanzas del país "habrá un impacto aún más negativo" en el acceso de bienes y servicios, porque "cerraría las puertas por completo a un sistema de pagos en divisas".

7) Las recomendaciones económicas son las mismas. Venezuela necesita "desmontar el sistema de controles" y restituir "una economía más abierta, una economía de mercado que sea bien regulada pero que sea una economía de mercado", argumenta Henkel García.

Se deben generar condiciones "para que pueda operar una economía de mercado; que la gente empiece a producir y a traer productos y a recuperarse", reitera Francisco Ibarra.