Diario

Diario
El Zuliano
Criminal

El almirante y criminal de guerra James Stavridis, ex comandante supremo de las Fuerzas Aliadas de la OTAN, deja entrever lo que será la estrategia del gobierno estadounidense para generar un guerra fratricida en Venezuela.  Las consideraciones las hizo mediante un artículo de opinión que publicó en el semanario TIME. En el texto estudia el nivel sociopolítico de Venezuela y lo que puede suceder. El criminal comandó las operaciones secretas que llevaron al enfrentamiento fratricida en Libia y Siria, destruyendo culturas milenarias y provocando la muerte y sufrimiento de millones de seres humanos.

En la publicación, titulada “Es hora de prepararse para una guerra civil en Venezuela”, Stavridis expresa lo que a su juicio debe ser la actuación de los Estados Unidos ante la crisis venezolana y explica los riesgos de que la situación se agudice.

“Venezuela, una nación de más de 30 millones de personas con las reservas de crudo más importantes del mundo, se encuentra al borde del colapso y de la guerra civil”, expresa el artículo publicado en TIME.

El almirante también indica que, de no tomarse medidas, la situación afectaría a la región, lo que generaría dificultades para otros países vecinos. “Este es un potencial desastre para la región dada la posibilidad de la llegada de significativos números de refugiados tanto por mar como por tierra hacia Colombia, país que se encuentra recién superando los estragos de su propia insurgencia”.

Stavridis se desempeñó como comandante Supremo Aliado de la OTAN1​ y como Jefe del Mando Europeo de Estados Unidos en el período crítico de las intervenciones militares en Libia y de las operaciones secretas de EEUU en Siria, a principios de la década de los 2010. Actualmente está en el retiro, y ha ejercido sucesivamente de consejero de Hillary Clinton y de Donald Trump.

En su artículo propagandístico reproducido por los diarios venezolanos de extrema derecha, el criminal utiliza el maniqueísmo tradicional de la retórica norteamericana, a través de la utilización de los conceptos posicionados mediante el bombardeo mediático. Es así como los 29 seres humanos quemados vivos por las hordas terroristas pasan a ser protestantes víctimas de Nicolás Maduro.  El asesino de libios y sirios remonta "el problema" a la llegada al poder del comandante Hugo Chávez al que EEUU asesinó a través de una inducción cancerígena, sin ocultar las ambiciones estadounidenses por volver a apoderarse del crudo venezolano.

Los programas sociales el criminal estadounidense los califica como "sobornos" y "capacidad de intriga" señalando que la Constituyente es para que Maduro "sea presidente de por vida". Recuerda además, que "un piloto de la oposición bombardeó a la Corte Suprema y la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó al régimen".
"Una enorme crisis se está produciendo a unos cientos de millas al sur de Miami: Venezuela, una nación de más de 30 millones de habitantes, con las mayores reservas de petróleo del mundo, está al borde del colapso y de la guerra civil. Las implicaciones para las Américas son profundas y peligrosas. ¿Qué deberían hacer los Estados Unidos mientras Caracas se hunde en la anarquía?" señala James Stavridis, criminal de guerra estadounidense responsable de la muerte de cientos de miles de personas en Libia y Siria.
El criminal de guerra sostiene que las opciones de EEUU son limitadas, por lo que la maquinaria criminal de ese país debera centrarse "en lo que no debemos hacer, y eso es intervenir militarmente. Cualquier presión dominante que apliquemos a través de sanciones o, ciertamente, de nuestros militares, será aprovechada por Maduro para reunir a sus seguidores contra los yanquis".

Seguidamente el criminal menciona que  "necesitamos utilizar la comunicación estratégica para evitar que esto se convierta en una conversación entre los Estados Unidos y Venezuela. En cambio, debemos buscar la condena de organizaciones como la OEA y sancionar a los líderes venezolanos en concierto con otros. Podemos trabajar también contra las sanciones de la ONU, dependiendo de las acciones que tome Maduro, aunque esto será difícil, ya que China y Rusia tienen una relación acogedora con Venezuela".

"En tercer lugar, debemos utilizar nuestros recursos de inteligencia – sensores satelitales y no tripulados de aviones, así como la vigilancia cibernética, especialmente de las redes sociales – para observar las tendencias internas. Debemos evitar ser sorprendidos tácticamente por un flujo masivo de refugiados o por un descenso repentino a una guerra total".

"Cuarto, debemos prepararnos para prestar asistencia humanitaria y hacer frente a un flujo marítimo de refugiados. Guantánamo tiene una misión bien dotada de recursos para emprender tales respuestas. La coordinación con las posibles naciones objetivo en el Caribe y América del Sur debería comenzar ahora".

"Por último, debemos estar en constante contacto bilateral con nuestros principales aliados y amigos en la región para desactivar la crisis y también ayudar a crear una verdadera democracia en este importante país".

"Cada nación en las Américas tiene interés en un arreglo pacífico en Venezuela. El liderazgo de los Estados Unidos debe ser sutil y restringido, aunque no desaparezca por completo. El final de la república está cerca. Estaremos listos para lo que viene a continuación" señala el militar dejando entrever el uso de las Black Operation o campañas sucias que en otros países han incluido el asesinato del liderazgo de naciones independientes.

Si hubiera justicia Stavridis en lugar de escribir artículos planeando la muerte de seres humanos inocentes estaría preso luego de ser procesado por asesino. Y sus palabras serían motivo para acciones punitivas.

Criminal de guerra norteamericano llama a crear una guerra civil en Venezuela (+Libia y Siria)

Criminal

El almirante y criminal de guerra James Stavridis, ex comandante supremo de las Fuerzas Aliadas de la OTAN, deja entrever lo que será la estrategia del gobierno estadounidense para generar un guerra fratricida en Venezuela.  Las consideraciones las hizo mediante un artículo de opinión que publicó en el semanario TIME. En el texto estudia el nivel sociopolítico de Venezuela y lo que puede suceder. El criminal comandó las operaciones secretas que llevaron al enfrentamiento fratricida en Libia y Siria, destruyendo culturas milenarias y provocando la muerte y sufrimiento de millones de seres humanos.

En la publicación, titulada “Es hora de prepararse para una guerra civil en Venezuela”, Stavridis expresa lo que a su juicio debe ser la actuación de los Estados Unidos ante la crisis venezolana y explica los riesgos de que la situación se agudice.

“Venezuela, una nación de más de 30 millones de personas con las reservas de crudo más importantes del mundo, se encuentra al borde del colapso y de la guerra civil”, expresa el artículo publicado en TIME.

El almirante también indica que, de no tomarse medidas, la situación afectaría a la región, lo que generaría dificultades para otros países vecinos. “Este es un potencial desastre para la región dada la posibilidad de la llegada de significativos números de refugiados tanto por mar como por tierra hacia Colombia, país que se encuentra recién superando los estragos de su propia insurgencia”.

Stavridis se desempeñó como comandante Supremo Aliado de la OTAN1​ y como Jefe del Mando Europeo de Estados Unidos en el período crítico de las intervenciones militares en Libia y de las operaciones secretas de EEUU en Siria, a principios de la década de los 2010. Actualmente está en el retiro, y ha ejercido sucesivamente de consejero de Hillary Clinton y de Donald Trump.

En su artículo propagandístico reproducido por los diarios venezolanos de extrema derecha, el criminal utiliza el maniqueísmo tradicional de la retórica norteamericana, a través de la utilización de los conceptos posicionados mediante el bombardeo mediático. Es así como los 29 seres humanos quemados vivos por las hordas terroristas pasan a ser protestantes víctimas de Nicolás Maduro.  El asesino de libios y sirios remonta "el problema" a la llegada al poder del comandante Hugo Chávez al que EEUU asesinó a través de una inducción cancerígena, sin ocultar las ambiciones estadounidenses por volver a apoderarse del crudo venezolano.

Los programas sociales el criminal estadounidense los califica como "sobornos" y "capacidad de intriga" señalando que la Constituyente es para que Maduro "sea presidente de por vida". Recuerda además, que "un piloto de la oposición bombardeó a la Corte Suprema y la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó al régimen".
"Una enorme crisis se está produciendo a unos cientos de millas al sur de Miami: Venezuela, una nación de más de 30 millones de habitantes, con las mayores reservas de petróleo del mundo, está al borde del colapso y de la guerra civil. Las implicaciones para las Américas son profundas y peligrosas. ¿Qué deberían hacer los Estados Unidos mientras Caracas se hunde en la anarquía?" señala James Stavridis, criminal de guerra estadounidense responsable de la muerte de cientos de miles de personas en Libia y Siria.
El criminal de guerra sostiene que las opciones de EEUU son limitadas, por lo que la maquinaria criminal de ese país debera centrarse "en lo que no debemos hacer, y eso es intervenir militarmente. Cualquier presión dominante que apliquemos a través de sanciones o, ciertamente, de nuestros militares, será aprovechada por Maduro para reunir a sus seguidores contra los yanquis".

Seguidamente el criminal menciona que  "necesitamos utilizar la comunicación estratégica para evitar que esto se convierta en una conversación entre los Estados Unidos y Venezuela. En cambio, debemos buscar la condena de organizaciones como la OEA y sancionar a los líderes venezolanos en concierto con otros. Podemos trabajar también contra las sanciones de la ONU, dependiendo de las acciones que tome Maduro, aunque esto será difícil, ya que China y Rusia tienen una relación acogedora con Venezuela".

"En tercer lugar, debemos utilizar nuestros recursos de inteligencia – sensores satelitales y no tripulados de aviones, así como la vigilancia cibernética, especialmente de las redes sociales – para observar las tendencias internas. Debemos evitar ser sorprendidos tácticamente por un flujo masivo de refugiados o por un descenso repentino a una guerra total".

"Cuarto, debemos prepararnos para prestar asistencia humanitaria y hacer frente a un flujo marítimo de refugiados. Guantánamo tiene una misión bien dotada de recursos para emprender tales respuestas. La coordinación con las posibles naciones objetivo en el Caribe y América del Sur debería comenzar ahora".

"Por último, debemos estar en constante contacto bilateral con nuestros principales aliados y amigos en la región para desactivar la crisis y también ayudar a crear una verdadera democracia en este importante país".

"Cada nación en las Américas tiene interés en un arreglo pacífico en Venezuela. El liderazgo de los Estados Unidos debe ser sutil y restringido, aunque no desaparezca por completo. El final de la república está cerca. Estaremos listos para lo que viene a continuación" señala el militar dejando entrever el uso de las Black Operation o campañas sucias que en otros países han incluido el asesinato del liderazgo de naciones independientes.

Si hubiera justicia Stavridis en lugar de escribir artículos planeando la muerte de seres humanos inocentes estaría preso luego de ser procesado por asesino. Y sus palabras serían motivo para acciones punitivas.