Diario

Diario
El Zuliano
1

La delincuencia se instaló en la carretera Lara-Zulia. Los usuarios denuncian que pasadas las 7.00 de la noche, obligatoriamente, deben tomarse vías alternas. Los integrantes de bandas de robacarros les lanzan hasta cauchos a las unidades para obligar a los conductores a detenerse. Quien no puede maniobrar es víctima del hampa.

Unos conductores tienen más suerte que otros. Hay quienes solo ven el caucho volar frente a sus carros, pero logran esquivarlos; mientras que otros, el objeto choca contra la unidad y les provoca daños, pero el conductor prefiere no frenar, pues teme a convertirse en víctima de robo y hurto. Los funcionarios de Tránsito manejan denuncias de lanzamientos de objetos contundentes a la vía.

Neomar Oliva reside en Maracaibo y a diario debe circular por la Interestatal para llegar a su trabajo en la Costa Oriental del Lago. No sabe hasta cuándo podrá escabullirse de la delincuencia. "Laboro como proveedor y trato de atender a mis clientes temprano para regresar aún con claridad hasta el Puente. Pero a veces no se puede" y le toca asumir el riesgo.

Hace unos meses, Oliva decidió no circular por el municipio Santa Rita. Unos motorizados armados lo despojaron de su carro cuando frenó en un reductor de velocidad. A los días pagó rescate por su vehículo y desde entonces decidió solo tomar la Lara-Zulia.

"Me siento de manos atadas, hace dos semanas me lanzaron un caucho cuando conducía, menos mal solo partió uno de los faros y pude dominar el susto y el volante, porque si no no la cuento, me mato o me quitan el carro".

Penumbra sin policías
La oscuridad de la Lara-Zulia, sumada a la falta de patrullaje, incrementa los índices delictivos. Desde que se toma la carretera al bajar el Puente Rafael Urdaneta se aprecia la falta de alumbrado público. Casi el 100 por ciento está en penumbra.

Apenas con las luces de las unidades, los conductores logran ver la vía despejada, pero entre tanta maleza que también hay en los alrededores, no ven a los delincuentes, quienes tal cual animal hambriento están cazando a su presa.

"Queremos que la Gobernación tome acciones e invierta en seguridad y alumbrado, porque queremos vías donde nos podamos sentir seguros", exigió un chofer.

A todas horas
Los ladrones de carro se desplazan también durante el día. La Policía informó que buscan los vehículos de su preferencia. Los delincuentes se desplazan en camionetas y seleccionan a sus víctimas desde la Circunvalación 1, en Maracaibo.

Una vez que el conductor cruza el Puente y llega a la Lara-Zulia, el asaltante empieza a hacerle cambio de luces. Aceleran hasta pegarse al otro carro y fingir una discusión para que su víctima se detenga. Si este se detiene lo roban, detalló un oficial.

Juan Carlos Pérez casi es víctima de esa banda. Lo siguieron, le gritaban desde una camioneta en marcha que a su carro se le había desprendido algo. Como no se estacionó, los desconocidos lo acusaron de partirles el vidrio delantero. Nunca se detuvo, aceleró hasta llegar al peaje Santa Rita, donde buscó ayuda con funcionarios de la Guardia Nacional.

"Salí ileso, los guardias se quedaron chequeando la camioneta y me dijeron que me fuera, que manejara rápido para que no me alcanzaran, eso hice y los perdí de vista, si no me quitan el carro, porque desde que subí al Puente sabía que venían detrás de mí y luego al llegar a la Lara-Zulia, empezaron su show".

Azotados
Alcides Toyo, presidente del Sindicato de Transporte de Cabimas, señaló que con frecuencia roban a los choferes de las líneas Cabimas-Los Puertos, Cabimas-Maracaibo y los carros de Lagunillas, en plena Interestatal.

"Los choferes para evitarse el protocolo de Fiscalía y por tratar de recuperar sus carros rápido, ceden a pagar, prefieren negociar con los ladrones que denunciar, y tenemos que crear el hábito de la denuncia".

Hace un mes se robaron dos carros, pero luego de pagar vacuna, fueron recuperados. El último robo fue hace una semana. Un chofer de la ruta Cabimas-Los Puertos, recogió unos pasajeros cerca de un hotel y cuando arrancó lo amenazaron con una pistola, lo metieron en una trilla y lo despojaron del carro. Hasta la fecha se desconoce el paradero del vehículo.

Autoridades deben acribillar a maleantes y picarlos en pedacitos
La rabia de las víctimas es tanta que algunos como Ender Arguello piden al gobierno aplicar medidas drásticas. "Si esto sigue así tendremos que hacer algo. Los policías y guardias saben quiénes son pero se hacen los guevones. El gobierno debería hacer inteligencia, detectar a los malechores y exterminarlos, picarlos en pedacito y echárselos a los perros" dice enojado luego de haber sufrido su cuarto robo del año.

Zulianos piden que el gobierno "reviente a tiros" a maleantes que azotan a conductores de la Lara - Zulia (+ECHARSELOS A LOS PERROS)

1

La delincuencia se instaló en la carretera Lara-Zulia. Los usuarios denuncian que pasadas las 7.00 de la noche, obligatoriamente, deben tomarse vías alternas. Los integrantes de bandas de robacarros les lanzan hasta cauchos a las unidades para obligar a los conductores a detenerse. Quien no puede maniobrar es víctima del hampa.

Unos conductores tienen más suerte que otros. Hay quienes solo ven el caucho volar frente a sus carros, pero logran esquivarlos; mientras que otros, el objeto choca contra la unidad y les provoca daños, pero el conductor prefiere no frenar, pues teme a convertirse en víctima de robo y hurto. Los funcionarios de Tránsito manejan denuncias de lanzamientos de objetos contundentes a la vía.

Neomar Oliva reside en Maracaibo y a diario debe circular por la Interestatal para llegar a su trabajo en la Costa Oriental del Lago. No sabe hasta cuándo podrá escabullirse de la delincuencia. "Laboro como proveedor y trato de atender a mis clientes temprano para regresar aún con claridad hasta el Puente. Pero a veces no se puede" y le toca asumir el riesgo.

Hace unos meses, Oliva decidió no circular por el municipio Santa Rita. Unos motorizados armados lo despojaron de su carro cuando frenó en un reductor de velocidad. A los días pagó rescate por su vehículo y desde entonces decidió solo tomar la Lara-Zulia.

"Me siento de manos atadas, hace dos semanas me lanzaron un caucho cuando conducía, menos mal solo partió uno de los faros y pude dominar el susto y el volante, porque si no no la cuento, me mato o me quitan el carro".

Penumbra sin policías
La oscuridad de la Lara-Zulia, sumada a la falta de patrullaje, incrementa los índices delictivos. Desde que se toma la carretera al bajar el Puente Rafael Urdaneta se aprecia la falta de alumbrado público. Casi el 100 por ciento está en penumbra.

Apenas con las luces de las unidades, los conductores logran ver la vía despejada, pero entre tanta maleza que también hay en los alrededores, no ven a los delincuentes, quienes tal cual animal hambriento están cazando a su presa.

"Queremos que la Gobernación tome acciones e invierta en seguridad y alumbrado, porque queremos vías donde nos podamos sentir seguros", exigió un chofer.

A todas horas
Los ladrones de carro se desplazan también durante el día. La Policía informó que buscan los vehículos de su preferencia. Los delincuentes se desplazan en camionetas y seleccionan a sus víctimas desde la Circunvalación 1, en Maracaibo.

Una vez que el conductor cruza el Puente y llega a la Lara-Zulia, el asaltante empieza a hacerle cambio de luces. Aceleran hasta pegarse al otro carro y fingir una discusión para que su víctima se detenga. Si este se detiene lo roban, detalló un oficial.

Juan Carlos Pérez casi es víctima de esa banda. Lo siguieron, le gritaban desde una camioneta en marcha que a su carro se le había desprendido algo. Como no se estacionó, los desconocidos lo acusaron de partirles el vidrio delantero. Nunca se detuvo, aceleró hasta llegar al peaje Santa Rita, donde buscó ayuda con funcionarios de la Guardia Nacional.

"Salí ileso, los guardias se quedaron chequeando la camioneta y me dijeron que me fuera, que manejara rápido para que no me alcanzaran, eso hice y los perdí de vista, si no me quitan el carro, porque desde que subí al Puente sabía que venían detrás de mí y luego al llegar a la Lara-Zulia, empezaron su show".

Azotados
Alcides Toyo, presidente del Sindicato de Transporte de Cabimas, señaló que con frecuencia roban a los choferes de las líneas Cabimas-Los Puertos, Cabimas-Maracaibo y los carros de Lagunillas, en plena Interestatal.

"Los choferes para evitarse el protocolo de Fiscalía y por tratar de recuperar sus carros rápido, ceden a pagar, prefieren negociar con los ladrones que denunciar, y tenemos que crear el hábito de la denuncia".

Hace un mes se robaron dos carros, pero luego de pagar vacuna, fueron recuperados. El último robo fue hace una semana. Un chofer de la ruta Cabimas-Los Puertos, recogió unos pasajeros cerca de un hotel y cuando arrancó lo amenazaron con una pistola, lo metieron en una trilla y lo despojaron del carro. Hasta la fecha se desconoce el paradero del vehículo.

Autoridades deben acribillar a maleantes y picarlos en pedacitos
La rabia de las víctimas es tanta que algunos como Ender Arguello piden al gobierno aplicar medidas drásticas. "Si esto sigue así tendremos que hacer algo. Los policías y guardias saben quiénes son pero se hacen los guevones. El gobierno debería hacer inteligencia, detectar a los malechores y exterminarlos, picarlos en pedacito y echárselos a los perros" dice enojado luego de haber sufrido su cuarto robo del año.