Diario

Diario
El Zuliano
Michael Shifter es presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano, con sede en Washington.

"No puedo imaginar ningún gobierno en América Latina, sea de derecha o izquierda, que esté de acuerdo con esa idea".
Artículo publicado por BBC
Son palabras de Michael Shifter, un influyente analista de las relaciones hemisféricas, quien considera que la advertencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre una posible acción militar en Venezuela puede servir más bien para fortalecer al mandatario de ese país, Nicolás Maduro.

"Y creo que lamentablemente podría crear una brecha aun mayor entre Estados Unidos y la región en un momento crítico de la crisis venezolana", indicó Shifter, presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano, con sede en Washington. 

En una entrevista con BBC Mundo poco después de que Trump dijera este viernes que su gobierno maneja varias opciones respecto a la crisis en Venezuela, "incluida la opción militar si es necesaria", Shifter sostuvo que esto podría servir como "un regalo" para Maduro.

"Puede movilizar su base y apoyar su tesis de siempre: que el imperio está pensando en invadir y controlar Venezuela", explicó.

Bandera de Venezuela con personas protestando a contraluz.

"Venezuela está en una crisis, como sabemos, pero no es una amenaza para Estados Unidos de ninguna manera. Hay poca justificación para que EEUU la ataque militarmente", afirmó Shifter. 
Resumimos parte de lo dicho por Shifter
Espero que sea algo retórico. No creo que Estados Unidos vaya a usar la fuerza en Venezuela.

Creo que la idea sería rechazada por todos, incluyendo a los asesores más cercanos al presidente Trump, que no puedo imaginar que lo vayan a apoyar y el Congreso tampoco.

No sé qué está pensando el presidente Trump. Esto sería una locura y no creo que va a pasar. Es una manera en que el presidente puede mostrar una imagen dura, que no va a tolerar ese tipo de crisis en un vecino. Pero de ahí a implementar la idea, dudo que eso vaya a pasar. Espero que no.

Hasta ahora Estados Unidos parecía venir coordinando con la región la respuesta a Venezuela, incluso cuando había puesto sanciones unilaterales a funcionarios del gobierno de Maduro. ¿Esto es cortar esa línea por parte de EE.UU. y lanzarse unilateralmente?

Una cosa es consultar e informar a los vecinos que le están aplicando sanciones a personas en el gobierno, incluyendo al presidente Maduro. Pero otra cosa es decir que están estudiando la posibilidad de usar los militares en Venezuela.

No puedo imaginar que ningún gobierno, sea de derecha o izquierda en América Latina, esté de acuerdo con esa idea. Y creo que lamentablemente podría crear una brecha aun mayor entre Estados Unidos y la región en un momento crítico de la crisis venezolana.

¿Y podría fortalecer a Nicolás Maduro?
Esto encaja muy bien con su narrativa de que Venezuela está en riesgo de ser invadido por el imperio. Puede utilizar esa retórica de Trump para fortalecer su posición y puede terminar siendo un regalo para él.

Obviamente (Maduro) no va a tener muy alto nivel de popularidad. Pero puede movilizar su base y apoyar su tesis de siempre: que el imperio está pensando en invadir y controlar Venezuela.

Estamos hablando de una región que conoce bien la historia de intervenciones militares de Estados Unidos, pero es algo que Washington ha evitado hacer en otras circunstancias…

La última fue en Panamá en 1989, estamos hablando de 28 años de una intervención militar. Y la retórica de una intervención militar en 2017 viene totalmente de otra época que ya se terminó.

La región no imaginaba eso y ahora (Trump) lo ha puesto sobre la agenda otra vez como una posibilidad.

No reconoce que la región ha cambiado mucho desde los años de la Guerra Fría. Ese tipo de retórica de que estamos estudiando una opción militar no tiene lugar en 2017. 

Influyente analista norteamericano: Ningún gobierno latinoamericano podría estar de acuerdo con propuesta militar de Trump

Michael Shifter es presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano, con sede en Washington.

"No puedo imaginar ningún gobierno en América Latina, sea de derecha o izquierda, que esté de acuerdo con esa idea".
Artículo publicado por BBC
Son palabras de Michael Shifter, un influyente analista de las relaciones hemisféricas, quien considera que la advertencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre una posible acción militar en Venezuela puede servir más bien para fortalecer al mandatario de ese país, Nicolás Maduro.

"Y creo que lamentablemente podría crear una brecha aun mayor entre Estados Unidos y la región en un momento crítico de la crisis venezolana", indicó Shifter, presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano, con sede en Washington. 

En una entrevista con BBC Mundo poco después de que Trump dijera este viernes que su gobierno maneja varias opciones respecto a la crisis en Venezuela, "incluida la opción militar si es necesaria", Shifter sostuvo que esto podría servir como "un regalo" para Maduro.

"Puede movilizar su base y apoyar su tesis de siempre: que el imperio está pensando en invadir y controlar Venezuela", explicó.

Bandera de Venezuela con personas protestando a contraluz.

"Venezuela está en una crisis, como sabemos, pero no es una amenaza para Estados Unidos de ninguna manera. Hay poca justificación para que EEUU la ataque militarmente", afirmó Shifter. 
Resumimos parte de lo dicho por Shifter
Espero que sea algo retórico. No creo que Estados Unidos vaya a usar la fuerza en Venezuela.

Creo que la idea sería rechazada por todos, incluyendo a los asesores más cercanos al presidente Trump, que no puedo imaginar que lo vayan a apoyar y el Congreso tampoco.

No sé qué está pensando el presidente Trump. Esto sería una locura y no creo que va a pasar. Es una manera en que el presidente puede mostrar una imagen dura, que no va a tolerar ese tipo de crisis en un vecino. Pero de ahí a implementar la idea, dudo que eso vaya a pasar. Espero que no.

Hasta ahora Estados Unidos parecía venir coordinando con la región la respuesta a Venezuela, incluso cuando había puesto sanciones unilaterales a funcionarios del gobierno de Maduro. ¿Esto es cortar esa línea por parte de EE.UU. y lanzarse unilateralmente?

Una cosa es consultar e informar a los vecinos que le están aplicando sanciones a personas en el gobierno, incluyendo al presidente Maduro. Pero otra cosa es decir que están estudiando la posibilidad de usar los militares en Venezuela.

No puedo imaginar que ningún gobierno, sea de derecha o izquierda en América Latina, esté de acuerdo con esa idea. Y creo que lamentablemente podría crear una brecha aun mayor entre Estados Unidos y la región en un momento crítico de la crisis venezolana.

¿Y podría fortalecer a Nicolás Maduro?
Esto encaja muy bien con su narrativa de que Venezuela está en riesgo de ser invadido por el imperio. Puede utilizar esa retórica de Trump para fortalecer su posición y puede terminar siendo un regalo para él.

Obviamente (Maduro) no va a tener muy alto nivel de popularidad. Pero puede movilizar su base y apoyar su tesis de siempre: que el imperio está pensando en invadir y controlar Venezuela.

Estamos hablando de una región que conoce bien la historia de intervenciones militares de Estados Unidos, pero es algo que Washington ha evitado hacer en otras circunstancias…

La última fue en Panamá en 1989, estamos hablando de 28 años de una intervención militar. Y la retórica de una intervención militar en 2017 viene totalmente de otra época que ya se terminó.

La región no imaginaba eso y ahora (Trump) lo ha puesto sobre la agenda otra vez como una posibilidad.

No reconoce que la región ha cambiado mucho desde los años de la Guerra Fría. Ese tipo de retórica de que estamos estudiando una opción militar no tiene lugar en 2017.