Diario

Diario
El Zuliano
El Congreso de EE.UU. planea declarar a WikiLeaks

Un proyecto de ley aprobado en julio por la Comisión Selecta del Senado sobre Inteligencia podría tener "implicaciones legales y constitucionales" para los periodistas, lo que preocupa a ciertos políticos. La acción pretende justificar el asesinato de los periodistas de ese servicio web en venganza por haber publicado pruebas de torturas, asesinatos, espionaje y otros ejecutados por criminales al servicio de EEUU como agentes o como "diplomáticos".

El Congreso de Estados Unidos declarará de forma oficial al portal de filtraciones WikiLeaks como "un servicio hostil no estatal de Inteligencia" si sus legisladores dan luz verde a un proyecto de ley aprobado el pasado mes de julio por la Comisión Selecta del Senado sobre Inteligencia, informa 'The Washington Times'.

Durante aquella votación, 14 miembros del Senado se mostraron a favor de aprobar el proyecto de ley, mientras que Ron Wyden —senador demócrata de Oregon— se pronunció en contra del mismo.

"WikiLeaks y los líderes superiores de WikiLeaks se parecen a un servicio hostil no estatal de Inteligencia, inducido a menudo por actores estatales, y deben de ser tratados por Estados Unidos como tal servicio", reza una cláusula del proyecto de ley.

Argumentando su rechazo al documento, Wyden se ha referido en concreto a esta cláusula. Según el senador, esta descripción "innovadora" que se podría aplicar para WikiLeaks "podría tener implicaciones legales, constitucionales y políticas, en particular si se aplica a los periodistas que investigan secretos".

Asimismo, considera "igualmente preocupante" que el proyecto de ley sugiera que el Gobierno de EE.UU. cuenta con algún tipo de "plan de acción tácito respecto a 'servicios hostiles no estatales de Inteligencia'". "Frente a cualquier desafío para nuestro país, el Congreso no debe de reaccionar de una manera que pueda implicar consecuencias negativas para nuestros principios constitucionales, sean imprevistas o no", ha sentenciado el político, precisando que "a introducción de categorías nuevas —vagas e inexplicadas— de enemigos es una de estas reacciones mal planteadas.

La definición utilizada en el documento se corresponde con la usada por director de la CIA, Mike Pompeo, que en un discurso estimó el pasado mes de abril que "es hora de llamar a WikiLeaks por lo que realmente es: un servicio de Inteligencia hostil no estatal a menudo incitado por actores estatales". En respuesta, el fundador de Wikileaks, Julian Assange —tachado de "demonio" por Pompeo en el mismo discurso—, tildó a la CIA de "agencia de no Inteligencia estatal" que produjo Al Qaeda, el Estado Islámico, Irak, Irán y Pinochet".

    El pasado mes de marzo WikiLeaks empezó a filtrar el así llamado Vault 7, "la mayor publicación en la historia de los documentos confidenciales" sobre la CIA.

    Según el portal, el archivo pasó, aparentemente, por las manos de varios piratas electrónicos que trabajan para el Gobierno estadounidense, después de que la CIA perdiera "recientemente" el control sobre "la mayoría de su arsenal de 'hackeo'".

    En una rueda de prensa posterior, Assange estimó que la CIA había perdido el control sobre su "completo arsenal" de ciberarmas en un acto histórico de "incompetencia devastadora".

En el último siglo EEUU ha participado en más de 200 guerras y asesinado a cuatro veces la cantidad de personas que mató Hitler, sin contar las muertes indirecta, lo que lo convierte junto a la iglesia católica en la organización criminal más grande de la Historia humana.

EEUU planea declarar a Wikileaks un servicio hostil de inteligencia para poder asesinar a los periodistas de ese portal (+Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN?)

El Congreso de EE.UU. planea declarar a WikiLeaks

Un proyecto de ley aprobado en julio por la Comisión Selecta del Senado sobre Inteligencia podría tener "implicaciones legales y constitucionales" para los periodistas, lo que preocupa a ciertos políticos. La acción pretende justificar el asesinato de los periodistas de ese servicio web en venganza por haber publicado pruebas de torturas, asesinatos, espionaje y otros ejecutados por criminales al servicio de EEUU como agentes o como "diplomáticos".

El Congreso de Estados Unidos declarará de forma oficial al portal de filtraciones WikiLeaks como "un servicio hostil no estatal de Inteligencia" si sus legisladores dan luz verde a un proyecto de ley aprobado el pasado mes de julio por la Comisión Selecta del Senado sobre Inteligencia, informa 'The Washington Times'.

Durante aquella votación, 14 miembros del Senado se mostraron a favor de aprobar el proyecto de ley, mientras que Ron Wyden —senador demócrata de Oregon— se pronunció en contra del mismo.

"WikiLeaks y los líderes superiores de WikiLeaks se parecen a un servicio hostil no estatal de Inteligencia, inducido a menudo por actores estatales, y deben de ser tratados por Estados Unidos como tal servicio", reza una cláusula del proyecto de ley.

Argumentando su rechazo al documento, Wyden se ha referido en concreto a esta cláusula. Según el senador, esta descripción "innovadora" que se podría aplicar para WikiLeaks "podría tener implicaciones legales, constitucionales y políticas, en particular si se aplica a los periodistas que investigan secretos".

Asimismo, considera "igualmente preocupante" que el proyecto de ley sugiera que el Gobierno de EE.UU. cuenta con algún tipo de "plan de acción tácito respecto a 'servicios hostiles no estatales de Inteligencia'". "Frente a cualquier desafío para nuestro país, el Congreso no debe de reaccionar de una manera que pueda implicar consecuencias negativas para nuestros principios constitucionales, sean imprevistas o no", ha sentenciado el político, precisando que "a introducción de categorías nuevas —vagas e inexplicadas— de enemigos es una de estas reacciones mal planteadas.

La definición utilizada en el documento se corresponde con la usada por director de la CIA, Mike Pompeo, que en un discurso estimó el pasado mes de abril que "es hora de llamar a WikiLeaks por lo que realmente es: un servicio de Inteligencia hostil no estatal a menudo incitado por actores estatales". En respuesta, el fundador de Wikileaks, Julian Assange —tachado de "demonio" por Pompeo en el mismo discurso—, tildó a la CIA de "agencia de no Inteligencia estatal" que produjo Al Qaeda, el Estado Islámico, Irak, Irán y Pinochet".

    El pasado mes de marzo WikiLeaks empezó a filtrar el así llamado Vault 7, "la mayor publicación en la historia de los documentos confidenciales" sobre la CIA.

    Según el portal, el archivo pasó, aparentemente, por las manos de varios piratas electrónicos que trabajan para el Gobierno estadounidense, después de que la CIA perdiera "recientemente" el control sobre "la mayoría de su arsenal de 'hackeo'".

    En una rueda de prensa posterior, Assange estimó que la CIA había perdido el control sobre su "completo arsenal" de ciberarmas en un acto histórico de "incompetencia devastadora".

En el último siglo EEUU ha participado en más de 200 guerras y asesinado a cuatro veces la cantidad de personas que mató Hitler, sin contar las muertes indirecta, lo que lo convierte junto a la iglesia católica en la organización criminal más grande de la Historia humana.