Diario

Diario
El Zuliano
asesinado


Un funcionario de seguridad interna del Ministerio de Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas (Minppibes), fue hallado muerto dentro de la nevera de su casa, ubicada en el bloque 16, sector La Cañada, Zona Central de la parroquia 23 de Enero. El hombre respondía al nombre de Carmelo Alfredo Álvarez Santana y tenía 59 años de edad.

La víctima estaba desaparecida desde el pasado miércoles 16 de agosto, cuando los vecinos empezaron preguntarse por su paradero al no presentarse a retirar la caja del Clap. Transcurridos unos días, habitantes de la zona decidieron notificar a las autoridades y familiares del occiso, que del apartamento provenía un olor repulsivo.

Al sitio se trasladaron comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), quienes encontraron el cadáver del funcionario dentro de una nevera, derribada en forma horizontal sobre el piso y desconectada. El cuerpo del hombre tenía heridas de arma blanca.

Los funcionarios policiales señalaron que la cerradura de la puerta no fue violentada, y que por el aspecto de la propiedad, Álvarez estuvo reunido con alguna persona. Familiares de la víctima alegan que los objetos de valor del hombre fueron hurtados.

Álvarez estaba divorciado, tenía tres hijos y vivía solo. Su cuerpo fue trasladarlo hasta la morgue de Bello Monte donde le realizarán la autopsia correspondiente, para escalecer el homicidio.

Caracas: Hallan muerto dentro de una nevera a funcionario público

asesinado


Un funcionario de seguridad interna del Ministerio de Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas (Minppibes), fue hallado muerto dentro de la nevera de su casa, ubicada en el bloque 16, sector La Cañada, Zona Central de la parroquia 23 de Enero. El hombre respondía al nombre de Carmelo Alfredo Álvarez Santana y tenía 59 años de edad.

La víctima estaba desaparecida desde el pasado miércoles 16 de agosto, cuando los vecinos empezaron preguntarse por su paradero al no presentarse a retirar la caja del Clap. Transcurridos unos días, habitantes de la zona decidieron notificar a las autoridades y familiares del occiso, que del apartamento provenía un olor repulsivo.

Al sitio se trasladaron comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), quienes encontraron el cadáver del funcionario dentro de una nevera, derribada en forma horizontal sobre el piso y desconectada. El cuerpo del hombre tenía heridas de arma blanca.

Los funcionarios policiales señalaron que la cerradura de la puerta no fue violentada, y que por el aspecto de la propiedad, Álvarez estuvo reunido con alguna persona. Familiares de la víctima alegan que los objetos de valor del hombre fueron hurtados.

Álvarez estaba divorciado, tenía tres hijos y vivía solo. Su cuerpo fue trasladarlo hasta la morgue de Bello Monte donde le realizarán la autopsia correspondiente, para escalecer el homicidio.