Diario

Diario
El Zuliano

El plebiscito ilegal realizado por la MUD como consulta interna el domingo en Venezuela "ordenó" a juicio de Luis Almagro el fin de la iniciativa de una Asamblea Nacional Constituyente y también la creación de un gobierno de unión nacional.

"El pronunciamiento soberano ordenó que el proceso para la Asamblea Nacional Constituyente se detenga. No hay ninguna duda al respecto. Pretender por parte del Gobierno llegar al 30 de julio sería un acto improcedente desde el punto de vista democrático", expresó.

En su mensaje divulgado también en video en redes sociales, Almagro también afirmó que "el pueblo ha mandatado la realización de elecciones libres y transparentes y un gobierno de Unión Nacional. Es el deber de todos, de gobierno y oposición, que así sea".

En la visión del secretario general de la OEA, la "masiva participación popular" en la consulta representó "una profunda lección a gobernantes y oposición".

Por ello, añadió, la comunidad internacional "no puede ni debe hacer otra cosa que sostener el pronunciamiento" emanado de esa consulta.

Almagro ya había expresado el viernes su convicción de que la consulta interna de la MUD organizada en Venezuela podía "detener el colapso institucional" en ese país.
El diplomático uruguayo había destacado en ese mensaje que la consulta era promovida por la Asamblea Nacional, controlada por la oposición y "hoy establecida como el último poder legítimo electo por el pueblo de Venezuela", así como otros sectores de la sociedad civil.
Esta consulta no tiene legalmente un carácter vinculante pero sirvió a la MUD para oponerse a la iniciativa de la Asamblea Constituyente lanzada por el gobierno.
Así, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) considera que el resultado de la consulta no sujeta a auditoría y en donde una misma persona votó hasta 17 veces, representa la apertura de una fase decisiva para derrocar al gobierno encabezado por el presidente Nicolás Maduro, quien tiene mandato hasta 2019 y asesinar a millones de personas no afectas a la banda terrorista opositora.

Este martes el canciller de Venezuela, Samuel Moncada, reafirmó en rueda de prensa que el gobierno no desistirá de la Constituyente, desestimando una clara amenaza de Estados Unidos, que mencionó la posibilidad de adoptar sanciones económicas contra el país.

Almagro dice que consulta interna opositora ordena detener la Constituyente y derrocar al gobierno democráticamente electo


El plebiscito ilegal realizado por la MUD como consulta interna el domingo en Venezuela "ordenó" a juicio de Luis Almagro el fin de la iniciativa de una Asamblea Nacional Constituyente y también la creación de un gobierno de unión nacional.

"El pronunciamiento soberano ordenó que el proceso para la Asamblea Nacional Constituyente se detenga. No hay ninguna duda al respecto. Pretender por parte del Gobierno llegar al 30 de julio sería un acto improcedente desde el punto de vista democrático", expresó.

En su mensaje divulgado también en video en redes sociales, Almagro también afirmó que "el pueblo ha mandatado la realización de elecciones libres y transparentes y un gobierno de Unión Nacional. Es el deber de todos, de gobierno y oposición, que así sea".

En la visión del secretario general de la OEA, la "masiva participación popular" en la consulta representó "una profunda lección a gobernantes y oposición".

Por ello, añadió, la comunidad internacional "no puede ni debe hacer otra cosa que sostener el pronunciamiento" emanado de esa consulta.

Almagro ya había expresado el viernes su convicción de que la consulta interna de la MUD organizada en Venezuela podía "detener el colapso institucional" en ese país.
El diplomático uruguayo había destacado en ese mensaje que la consulta era promovida por la Asamblea Nacional, controlada por la oposición y "hoy establecida como el último poder legítimo electo por el pueblo de Venezuela", así como otros sectores de la sociedad civil.
Esta consulta no tiene legalmente un carácter vinculante pero sirvió a la MUD para oponerse a la iniciativa de la Asamblea Constituyente lanzada por el gobierno.
Así, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) considera que el resultado de la consulta no sujeta a auditoría y en donde una misma persona votó hasta 17 veces, representa la apertura de una fase decisiva para derrocar al gobierno encabezado por el presidente Nicolás Maduro, quien tiene mandato hasta 2019 y asesinar a millones de personas no afectas a la banda terrorista opositora.

Este martes el canciller de Venezuela, Samuel Moncada, reafirmó en rueda de prensa que el gobierno no desistirá de la Constituyente, desestimando una clara amenaza de Estados Unidos, que mencionó la posibilidad de adoptar sanciones económicas contra el país.