Diario

Diario
El Zuliano
Quemaron comando

Hordas de encapuchados opositores intentó quemar comando de la GNB en Tovar
Este jueves 18 de mayo una horda de opositores de aproximadamente unas 300 personas aproximadamente, atacó la sede del comando de la Segunda Compañía de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en el municipio Tovar del estado Mérida, a su vez el hecho reportó seis funcionarios entre militares y policías heridos, con arma de fuego y objetos contundentes.

En  horas de la tarde, se dirigieron a la unidad castrense y arremetieron contra la sede y contra los centinelas de servicio lanzando bombas molotov, piedras y morteros, quemando parcialmente la fachada,  se pudo conocer que los violentos alteraron el orden público, en las inmediaciones de la plaza Bolívar de la población, manifestando su descontento con el proceso Constituyente.

El hecho dejó el saldo de tres militares heridos: el capitán Miguel Ángel Muñoz Ferreira, quien presentó traumatismo craneoencefálico abierto; el sargento primero, José Alfonzo Santisteban Guerrero, impactado con un proyectil en el brazo derecho y el sargento segundo, José Eduardo Cabrera Terán con fractura en el tabique nasal.

Para poder neutralizar a estas hordas violentas  intervino una comisión de la Policía de Mérida y en la acción, tres efectivos también sufrieron heridas. Los oficiales Jesús Caña y Jesús Morales fueron baleados en las piernas, mientras que la supervisora agregada, Yamilé Soto, presentó según diagnóstico médico, traumatismo en la mano izquierda.

GANÁNDOSE A LOS MILITARES: opositores quemaron comando de la GNB en el estado Mérida (+VIENEN LOS JUICIOS POR CRIMENES DE LESA HUMANIDAD Y TRAICIÓN A LA PATRIA)

Quemaron comando

Hordas de encapuchados opositores intentó quemar comando de la GNB en Tovar
Este jueves 18 de mayo una horda de opositores de aproximadamente unas 300 personas aproximadamente, atacó la sede del comando de la Segunda Compañía de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en el municipio Tovar del estado Mérida, a su vez el hecho reportó seis funcionarios entre militares y policías heridos, con arma de fuego y objetos contundentes.

En  horas de la tarde, se dirigieron a la unidad castrense y arremetieron contra la sede y contra los centinelas de servicio lanzando bombas molotov, piedras y morteros, quemando parcialmente la fachada,  se pudo conocer que los violentos alteraron el orden público, en las inmediaciones de la plaza Bolívar de la población, manifestando su descontento con el proceso Constituyente.

El hecho dejó el saldo de tres militares heridos: el capitán Miguel Ángel Muñoz Ferreira, quien presentó traumatismo craneoencefálico abierto; el sargento primero, José Alfonzo Santisteban Guerrero, impactado con un proyectil en el brazo derecho y el sargento segundo, José Eduardo Cabrera Terán con fractura en el tabique nasal.

Para poder neutralizar a estas hordas violentas  intervino una comisión de la Policía de Mérida y en la acción, tres efectivos también sufrieron heridas. Los oficiales Jesús Caña y Jesús Morales fueron baleados en las piernas, mientras que la supervisora agregada, Yamilé Soto, presentó según diagnóstico médico, traumatismo en la mano izquierda.